Última hora

Lapuente cree que Osorio debe de esuchar a sus jugadores para tener éxito en Rusia

Lapuente cree que Osorio debe de esuchar a los jugadores para tener éxito en Rusia

La primera batalla que México debe ganar en la Copa del Mundo es contra Juan Carlos Osorio, advirtió Manuel Lapuente.

No como un acto de rebeldía sino como un cruce de propuestas, no como una anarquía sino como una democracia.

El técnico que dirigió al Tricolor en 1998 contra Corea del Sur y Alemania (rivales que repetirán en el Mundial de 2018), pugna por la voz y el voto de los seleccionados desde que se plantee cómo encarar al campeón del mundo.

Lapuente cree que la estrategia y la táctica sólo funcionarán si los futbolistas también asesoran a Osorio.

"Primero, mostrar un carácter fuerte, sólido, una unión entre ellos, real, o sea, que vayan y le digan al entrenador 'oiga, así no, hay que ir por ellos, no dejarlos salir jugando, que no controlen la pelota'", , dijo a CANCHA quien fuera estratega del Tri en 1990-91 y 1997-2000.

"Y si todos los jugadores están conscientes de que hay ir sobre ellos, los primeros que tienen que ser impasables son los tres o dos delanteros que salen a presionar, pero tiene que haber un convencimiento global y único, si no, está difícil, y eso son los jugadores y el técnico".

La reflexión no es gratuita; surgió de una entrevista de Lapuente con Carlos Salcedo, defensa del equipo alemán Eintracht Frankfurt.

"Le decía yo, 'a ver, ¿qué harías tú?, ¿saldrías a presionarlos desde arriba o te tirarías para atrás?'. Inmediatamente me contestó que no los dejaría jugar, a presionarlos, a apretarlos. Si no logras anularnos, va a ser difícil que les ganes", expresó el timonel.

"El diálogo permanente con los jugadores hace que se unifiquen criterios, eso es lo que le falta a México, unificar criterios en la cancha, líderes. No crea que titubeó Salcedo en decir lo que hay que hacer, él lo tiene clarísimo, juega en Alemania y hay que tomarlo en cuenta".

Recordó que en el Mundial de 1998 tenía futbolistas que constantemente lo cuestionaban.

"En una ocasión, uno de los jugadores me dijo 'profe, carambas, es que a fulano le cuesta mucho marcar', y le digo, 'sí, pero por eso estás tú'. Era un equipo de carácter, no se tentaba el corazón para decirme 'oye, pienso esto o lo otro'", dijo.

"Pero tiene que salir del técnico y decir 'voy a asesorarme con los jugadores', y siendo así todo es posible".

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
72°