Otros

Fabiola encuentra su sonrisa en las Olimpiadas Especiales

Fabiola encuentra su sonrisa en las Olimpiadas Especiales

Lorenzo Aceves apenas había llegado de México cuando en el verano de 1984 se dio cuenta que en el Coliseo Memorial de Los Ángeles se iban a realizar los Juegos Olímpicos. El día de la ceremonia de apertura, quería estar en ese momento histórico pero no tenía entradas para el evento.

Lorenzo nunca se imaginó que un día su propia hija iba a ser la estrella de unos Juegos Olímpicos y que iba a desfilar en el mismo Coliseo Memorial.

Este próximo 25 de julio, su hija Fabiola Aceves desfilará junto a más de 7,000 atletas en la apertura de los Juegos Mundiales de las Olimpiadas Especiales.

“Yo soy su fan número uno. Me siento muy orgulloso que está representando a los Estados Unidos”, indicó Lorenzo, un residente de Montclair.

Fabiola, de 26 años, es una de las afortunadas atletas que competirán a nivel mundial en tenis.

Las Olimpiadas Especiales, que se celebran del 25 de julio al 2 de agosto, son los primeros de esta categoría en Los Ángeles en más de 16 años. El Sur de California albergará a miles de atletas de 170 países que participarán en más de 25 deportes.

La atleta mexicana no solamente destaca en lo deportivo, sino que también tuvo que sobreponerse a otros obstáculos que pasan muchos inmigrantes. La jalisciense llegó a Estados Unidos cuando tenía 15 años de edad y sufría de mucho “bullying” por no hablar bien ingles.

“En México jugaba futbol pero cuando llegó a Estados Unidos quería jugar futbol pero le hacían ‘bullying’, y la hicieron a un lado del equipo”, expresó Lorenzo.

“Entonces ahí conoció a unas amiguitas que le enseñaron a jugar tenis y ahí empezó su devoción por el deporte”, indicó el padre que acompaña a su hija en cada entrenamiento cuatro días a la semana en La Verne.

Fabiola, quien combate epilepsia y trastorno bipolar, comenzó a destacar a nivel regional. Fue primer lugar en las Olimpiadas Especiales del Valle de Pomona.

“Estoy muy emocionada porque he llegado a nivel mundial. En otros años solamente he llegado a estar en el nivel del Sur de California”, dijo Fabiola.

“Quiero ganar la medalla de oro pero lo que más me gusta es estar en nivel mundial”, señaló la trabajadora en una cafetería en Pomona College.

Fabiola primero comenzó a jugar básquetbol gracias al Centro Regional de San Gabriel, pero hubo algo en el tenis que le llamó la atención.

“Yo le veía su sonrisa cuando jugaba tenis. Hay veces que parece una mariposa cuando está jugando. También se nota el coraje que utiliza al pegarle a la pelota”, dijo Lorenzo.

“Me gusta su sonrisa cuando le pega muy bien a la pelota, señaló Yolanda Duron, una de sus entrenadores. “El tenis no es fácil pero ella siempre está tratando de mejorar”.

La residente de Montclair ha ganado seis medallas de oro, pero sobre todo, su papá dice que le ha ayudado a ser más independiente.

“El deporte hace que su mente esté más tranquila”, indicó su padre.

“Ahora es una persona que está más abierta, más tranquila, trata de ser más amigable”.

Y es que ese es uno de los objetivos de las Olimpiadas Especiales este verano: el reconocer a estos atletas que luchan en el día a día para mejorar en el deporte.

“Me he dado cuenta que este tipo de personas tienen más cualidades que todos”, señaló el padre que se emociona mucho cada vez que habla de su hija. “Donde quiera yo soy su sombra”.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
86°