Aunque su vida corre peligro por un colapso pulmonar, Giselle Burgos lucha por alcanzar el éxito

Giselle Burgos no se pregunta “¿por qué a mí?”, ni se atemoriza ante la posibilidad de que uno de sus pulmones podría volver a dejar de funcionar como le sucedió hace tres años.

En su último año en la secundaria, Burgos sufrió un colapso de pulmón, que además de que la pudo dejar sin poder correr y modelar en pasarelas, casi le costó la vida.

“Estaba corriendo y ese mismo día tuve que tener una operación de emergencia”, recordó la estudiante de Cerritos College el desesperante momento. “Los doctores dijeron que no fue causado por correr pero sucedió cuando lo hacía. Fue algo espontaneo”.

Burgos, quien es una atleta de heptatlón, explicó que para correr necesita ser consistente y no tiende a detenerse.  Durante el entrenamiento en la escuela sintió que algo no andaba bien aunque no todos lo notaron de esa forma.

“Me tuve que detener porque no podía respirar, algunos no me creían, me decían que me veían bien”, recordó a HOY Deportes. “Cuando llegué a casa le dije a mi mamá que no me sentía bien y poco a poco fui cambiando de color, fue ahí cuando llamaron a una ambulancia.  Al llegar al hospital, me hicieron unos análisis y descubrieron que mi pulmón derecho no estaba funcionando”.

Burgos dijo que debido a todo lo que le sucedía llegó a pesar solamente 100 libras, siendo que para su estatura de 5’7” está muy por debajo de lo ideal. 

“No pude correr ni modelar por dos meses, no hacía nada, era demasiado frustrante.  Pero de no poder casi moverme a volver a correr, es un sentimiento muy grande”.

Como era de esperarse, sus padres temían por su vida y le pidieron que no volviera a correr o a ser parte de un heptatlón, en la que Burgos ha sobresalido con Cerritos College en las competencias estatales. A pesar de que el incidente ocurrió hace tres años, la atleta y modelo recuerda muy seguido lo que vivió.

“Mi pecho duele cuando corro, pero eso también pudo haber sido que durante la operación me estropearon un nervio”, explicó Burgos, quien aseguró que “no tengo miedo de correr, no puedo tener miedo”.  El riesgo de que su pulmón o ambos pulmones pudieran algún día colapsar nuevamente, según sus doctores, es latente. 

Pista y pasarela

Burgos cumplió su primera temporada de heptatlón con Cerritos en 2016, en la que tuvo buenos números en la mayoría de sus presentaciones, pero en 2017, logró mejorar todas sus marcas anteriores en los obstáculos de 100 metros, salto alto, lanzamiento de peso, carrera de 200 y 800 metros, salto largo, lanzamiento de jabalina.

“Es muy duro, lo tomamos día a día, entrenamos todos los días pero nos enfocamos en todos los eventos porque si te enfocas en un evento solamente, te puede afectar en el resto”, explicó la hija de padres mexicanos. “El secreto del heptatlón es ser paciente.  No se trata de trabajar de más, es trabajar inteligentemente, dedicarle tiempo equitativo a todo”.

Actualmente, Burgos aprovecha el descanso de las competencias del heptatlón, bajo el mando del reconocido entrenador Christopher Richardson, para entrenar y participar con el equipo de cross-country y seguir su carrera de modelo, que aunque no tiene un agente se mantiene ocupada en distintas pasarelas de Los Ángeles.

Tras el final de este semestre, la mexicoamericana espera pronto ser aceptada por Cal Poly Pomona en dónde planea estudiar kinesiología.

Burgos dijo estar agradecida con sus entrenadores, que la han exigido al máximo y no la de dan preferencia por su problema en los pulmones. Por esta razón, cuando el equipo de Cerritos se veía en la necesidad de anotar puntos extras en cualquier evento, contaban con ella para lograrlo.

“Ella es una gran parte del esquema de nuestro programa”, aseguró Bryan Ramos, el entrenador de la joven de 20 años en cross-country. “Este año tuvimos problemas en la rama femenil en algunas competencias y estuvimos buscando a ese individuo que pudiera llegar a alcanzar esos cinco primeros puestos que nos permitieran seguir compitiendo… ella excedió nuestras expectativas y ahora es nuestra corredora número cuatro entre las 40 estudiantes-atletas”.

Perfil
Comida favorita: barbacoa que prepara su padre
Estatura: 5’7”
Peso: 115 lbs.
Hobbies: pasar el rato con amigos, ver películas, hiking
Atleta Favorito: Kobe Bryant 

Sigue a Jad en Twitter, Instagram y Facebook: @jadelreda

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°