Otros

Williams se corona en Roland Garros

Williams también se llevó los trofeos en 2002 y 2013

Lo que inició como un paseo para Serena Williams, terminó como toda una batalla.

Luego de tomar ventaja de dos sets y dos quiebres en la final del Abierto de Francia, entregó su delantera con dobles faltas. Y de pronto, estaba abajo en el tercer parcial.

Con cada vez más tensión, Williams recibió una advertencia del juez de silla tras una obscenidad. Incluso tuvo que responder un tiro de izquierda.

Ah, pero cuando Williams juega a su mejor nivel, no hay nadie mejor. Dejando de lado su enfermedad, un bache a mitad del partido y a una aguerrida oponente, Williams obtuvo su tercer título de Roland Garros y el Grand Slam 20 de su carrera, al imponerse a la checa y 13va favorita, Lucie Safarova el sábado 6-3, 6-7 (2), 6-2.

Williams, la primera favorita, ganó los últimos seis juegos y logró un trofeo más sobre la arcilla roja de Roland Garros, para sumarlo a los obtenidos en 2002 y 2013. Esos descansan al lado de sus seis coronas del U.S Open y del Abierto de Australia y cinco más de Wimbledon.

"Cuando era niña, en California, mis papás querían que jugara tenis. Y ahora tengo 20 títulos de Grand Slam", dijo Williams en francés. "Es algo muy especial. No siempre he jugado bien aquí, pero estoy muy contenta de conseguir el vigésimo aquí".

Solo dos mujeres en poco más de un siglo de historia de los Grand Slams han ganado más que la estadounidense de 33 años: Margaret Smith Court, quien obtuvo 24 cetros, y Steffi Graf con 22.

Alargó a 21 su racha de triunfos en torneos de Grand Slam, luego de obtener los campeonatos del U.S. Open en septiembre y el Abierto de Australia en enero pasado. Es la primera mujer desde Jennifer Capriati en 2001 en ganar Australia y Francia el mismo año, y se enfila al césped de Wimbledon a finales de este mes con la oportunidad de conseguir una de las pocas cosas que no ha logrado: el Grand Slam en el mismo año.

"¿Por qué no?", se preguntó su entrenador, Patrick Mouratoglou. "Tal vez sea lo más complicado de hacer en el tenis. Pero se puede hacer".

El triunfo, sin embargo, no fue sencillo para Williams, quien se ausentó el viernes de su entrenamiento debido a una enfermedad, y prefirió descansar en su departamento de París.

Poseedora de uno de los servicios más temidos del tenis femenil, cometió 11 dobles faltas como parte de sus 42 errores no forzados, 25 más que su Safarova, una zurda de 28 años que aparecía en su primera final de un Grand Slam.

Pero siguió atacando las líneas y colocando tiros precisos, para mejorar su marca a 32-1 en 2015, incluyendo 12-0 en duelos a tres sets.

"Cuando estuvo enfocada, tuvo un servicio increíble, iba tras las devoluciones y me presionó de inmediato", dijo Safarova, quien jugará el domingo la final de dobles al lado de la estadounidense Bethanie Mattek-Sands. "Es muy difícil hacer algo contra eso".

Cuando el encuentro del sábado finalizó, Williams dejó caer su raqueta, echó atrás la cabeza y levantó sus brazos en "V''. En las gradas, Mouratoglou, se puso de pie y levantó las manos. En la derecha con dos dedos arriba y un puño en la izquierda, simbolizando los "20".

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
97°