Jimmie Johnson espera brillar en la NASCAR Sprint All-Star Race

Johnson quiere brillar en NASCAR

La Sprint All-Star Race de la NASCAR no es el típico evento amistoso del deporte profesional.

A pesar de no ser puntuable, la carrera no solo es diversión y juegos. Los competidores no actúan como camaradas ni toman decisiones por el simple hecho de dar espectáculo.

¿La razón? 

El millón de dólares que se lleva el piloto que termine en la primera posición.

Jimmie Johnson sabe qué se siente competir y ganar en este evento que cuenta con la participación de los mejores pilotos de la NASCAR. Johnson intentará añadir a sus registros su cuarta victoria de la NASCAR Sprint All-Star Race la noche de este sábado en el Charlotte Motor Speedway (7 PM, Este por FOX Sports 1).

“Es una noche muy gratificante, una noche que el equipo realmente disfruta”, dijo Johnson. “Hay un ambiente diferente, sin la presión y el millón de razones para divertirse después”. 

El seis veces campeón de la NASCAR Sprint Cup Series ha tenido la habilidad de dominar adecuadamente el singular formato de la All-Star Race.

Este año, la carrera cuenta con cuatro segmentos de 25 vueltas y un trecho final de 10 vueltas. Los pilotos inician el primer segmento ordenados en base sus mejores tiempos durante la clasificación del evento. Cada uno podrá dar tres vueltas cronometradas con una parada en los pits incluida. No hay penalización por exceso de velocidad en los pits. Y el tiempo total agregado fijará el orden de salida para la carrera.

Durante la carrera, habrán períodos de precaución entre los cuatro segmentos. Los autos podrán entrar a los pits, pero no podrán mantendrán su posición. Al finalizar los cuatro segmentos, cada piloto será reubicado en base a su posición promedio de llegada. Para aquellos que terminen empatados en la misma posición, se tomará en cuenta la posición de llegada en el cuarto segmento. Todos los autos deberán entrar por obligación a los pits para cambiar los cuatro neumáticos al terminar el cuarto segmento y, luego, quien llegue primero tras las últimas 10 vueltas se llevará a casa el millón de dólares.

“Sin duda alguna sabes que vences a los mejores. Con las estrategias variantes, los segmentos y todas las cosas que hemos tenidos a través de los años, no ha habido un único camino para llegar allí”, dijo Johnson.

Uno de los contrincantes principales de Johnson es su propio compañero de equipo en Hendrick Motorsports y tres veces ganador de la NASCAR Sprint All-Star Race, Jeff Gordon, a quien le encantaría salir por la puerta grande en la que probablemente sea su última participación en este evento. En las tres temporadas que ha ganado la All-Star Race — 1995, 1997 y 2001 —- Gordon también ha conseguido el título de la Sprint Cup.

“La All-Star Race es simplemente una de esas carreras en la que le echas toda”, dijo Gordon. “Sin puntos en juego, va más sobre el orgullo y el honor y algo así como mostrar a tu competencia lo que puedes hacer”.

Chad Knaus, Jefe de Equipo de Johnson, concuerda con Gordon. 

“Si la All-Star Race pagara un dólar, igual me gustaría ganarla”, dijo Knaus.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
52°