NASCAR: Aric Almirola, el piloto cubano que sigue demostrando su talento

Aric Almirola busca coronarse en Daytona

Para llegar a ser un piloto reconocido en la NASCAR se requiere lograr ganar importantes carreras que ofrecen diferentes ciudades. No hay circuito fácil, ni mucho menos competencia que no tenga dificultad, pero si hay pilotos capacitados para dominar el volante con altas velocidades y dar un espectáculo.

En el caso del piloto con descendencia cubana, Aric Almirola, terminar las carreras dentro de los 15 mejores puestos es fundamental para su confianza.

“Siempre intento ser muy competitivo en todas mis carreras, me gusta estar relajado antes de cada competición”, afirmó Almirola a HOY Deportes. “Finalizar en los últimos puestos es considerado un fracaso para mí y el equipo de trabajo. No hay nada más satisfactorio que hacer un buen papel en las competencias que participo”.

Almirola maneja con el número 43 en su auto y es parte del equipo Ford Fusion en la series.

El conductor de 31 años se siente muy orgulloso de representar a la comunidad latina en la NASCAR.

“Mi familia emigró de Cuba en 1964 a causa de un sorteo en la época del comunismo. Mis abuelos tuvieron la fortuna de ser elegidos para salir de la isla y llegar a Miami. La pasión por los autos me la transmitió mi abuelo, desde pequeño corría con él en diferentes circuitos”, dijo.

A pesar de haber nacido en EE.UU., Almirola tiene muy presente sus raíces y de donde viene su familia.

Según el piloto, la mejor carrera que existe en la NASCAR es la de Daytona en la cual ha participado varias ocasiones.

“Crecí cerca de Daytona, una ciudad muy especial, en realidad es un sueño para cualquier piloto el competir y ganar en ese circuito. Estoy familiarizado con todo lo que sucede allí. Definitivamente llegar siempre me trae buenos recuerdos”, explicó.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
71°