FOTOS: Da 'Nole' cuenta de Federer

El serbio Novak Djokovic levantó por tercera ocasión, segunda en fila, el trofeo de Wimbledon, tras vencer 7-6, 6-7, 6-4 y 6-3 al suizo Roger Federer en un partidazo.

Este es el noveno título de Grand Slam para el serbio, quien refrenda su condición de número uno del mundo.

"Jugar contra Roger Federer es un privilegio y un gran honor, es un ejemplo a seguir", dijo Djokovic.

El serbio, de 28 años, disputó este domingo su mejor partido del torneo, con un juego sólido y valiente de principio a fin, muy diferente al de anteriores compromisos, especialmente el de Octavos de Final ante el sudafricano Kevin Anderson, donde tuvo que remontar para terminar ganando en cinco mangas.

Este nuevo título en el templo londinense se suma a los de 2011 y 2014, con lo que el balcánico iguala a tres coronas con su entrenador, el alemán Boris Becker.

Federer, que había dejado fuera en Semifinales a Andy Murray, ídolo local y su verdugo en la Final olímpica de 2012 en esa misma pista, vio cortada su racha de 11 victorias consecutivas sobre césped en esta temporada. El ex número uno mundial suizo continúa con 17 títulos del Grand Slam, una cifra que no puede ampliar desde su título en Wimbledon en 2012.

Su derrota de este domingo ante Djokovic fue más clara que hace un año, cuando consiguió llevar el partido al quinto set, antes de verse superado por el serbio.

"Todavía estoy muy hambriento y motivado para seguir jugando. Partidos como éste, ayudan", comentó Federer.

Djokovic también se convirtió en el primer jugador en retener el título en Wimbledon desde que Federer lo hiciera en 2007.

Con su triunfo del domingo la historia de duelos entre ambos está igualada en 20 victorias por bando pero Djokovic tiene una ligera ventaja en donde más importa, las Finales de torneos de Grand Slam, 2-1 en Wimbledon y 7-6 en torneos Major.

Federer, de 33 años, tendrá que esperar al menos un año más para tratar de convertirse en el primer jugador en ganar ochos títulos de Wimbledon. En 2012 alcanzó a Pete Sampras y al jugador de la década de 1880, William Renshaw, con siete.

Federer jugaba su décima Final de Wimbledon. Antes de este juego sólo había perdido su servicio una vez pero el domingo sufrió cuatro breaks por parte de Djokovic, quien de acuerdo con críticos tiene la mejor devolución del tenis mundial.

Federer arriesgó más y fue más agresivo pero Djokovic resistió y mejoró su desempeño cuando fue presionado para evitar que su rival tomara ventaja.

Federer colocó más winners (58) que Djokovic (46), pero el serbio sólo cometió 16 errores no forzados mientras su oponente tuvo 35.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
52°