Otros

FOTOS: Nyquist pierde y NO habrá Triple Corona

Exaggerator derrotó a Nyquist, del jockey mexicano Mario Gutiérrez, y ganó el sábado en la carrera Preakness Stakes de caballos pura sangre para terminar con cualquier posibilidad de otra Triple Corona.

Apoderándose de la punta al inicio de la recta, Exaggerator rebasó salpicando de lodo a un cansado Nyquist tomando la punta en la parte final de la distancia y consiguió una victoria por tres cuerpos y medio sobre Cherry Wine en una empapada pista del hipódromo Pimlico Race Course.

La elusiva victoria de Exaggerator sobre su némesis ocurrió después de cuatro duras derrotas, incluido un segundo lugar después de Nyquist en el Derby de Kentucky.

La jornada comenzó con una mala noticia. Dos caballos murieron y un jinete resultó lesionado durante las primeras cuatro competencias, uno de los animales fue criado y era propiedad de los dueños de Barbaro.

Nyquist era favorito en las apuestas por 3-5 en la carrera de 11 caballos pura sangre, y compitió con Uncle Lino por el liderato hasta la primera milla de la carrera de 1 3/16 millas de la segunda fase de la Triple Corona.

Y después todo fue para Exaggerator, en serio.

El potro tresañero continuó ganando terreno a lo largo del riel. El jockey Kent Desormeaux vio una apertura alrededor de la última curva, la aprovechó y Exaggerator se encargó del resto.

Al ganar su tercer Preakness, Desormeaux agradeció la carrera perfecta que puso fin a la marca invicta de Nyquist.

Stradivari fue cuarto, seguido de Lani, Laoban, Uncle Lino, Fellowship, Awesome Speed, Collected y Abiding Star.

Exaggerator, segundo en las apuestas con momios de 5-2, terminó la carrera en un minuto 58,31 segundos.

Nyquist tuvo una buena salida bajo la monta del jockey mexicano Mario Gutiérrez, disputándose el liderato con Uncle Lino, favorito 34 a 1. El duelo resultó demasiado costoso. Cuando se le preguntó por su habitual explosión, el hijo de Uncle Mo, careció de ella por primera vez en su carrera.

Entrenado por el hermano menor de Kent, Keith, Exaggerator mostró su talento en pista mojada una vez más. Ganó el Derby de Santa Anita sobre una pista fangosa, y realizó lo mismo en la Preakness. Fue el primer ganador de Preakness para el entrenador que inició su carrera en Maryland, y tercera para el jockey, miembro del Salón de la Fama.

El año pasado, American Pharoah se convirtió en el primer ganador de la Triple Corona en 37 años, y hubo muchos que pensaban que Nyquist repetiría la hazaña para convertirse en el 13er caballo en ganar el Derby, el Preakness y Belmont.

En el hipódromo hubo una multitud aproximada de 134.000, aficionados, estableciendo un récord.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
88°