Deportes Otros

Cierra Grand Prix de Long Beach con podio de Alexander Rossi y exposición valorada en $40 millones

En lo que fue su tercera victoria en la categoría, Alexander Rossi dominó sin problemas la 44ava edición del Grand Prix de Long Beach. El italiano fue el vencedor casi desde inicio hasta el fin, pues lideró en 70 de las 85 vueltas de la IndyCar para finalmente aguantar la embestida de Will Power en la recta final.

“Es increíble, no sé cómo expresar lo bien que el auto estuvo todo el fin de semana”, dijo Rossi tras la carrera refiriéndose también al hecho de haber alcanzado la Pole Position el sábado. “Pienso que hemos demostrado eso mismo y estoy contento de que pudimos capitalizarlo, nada loco sucedió”.

Una de las sorpresas de la carrera del domingo fue cuando Simon Pagenaud tuvo que abandonar la competencia en tan solo la primera vuelta. El francés campeón de la serie el 2016 fue golpeado por detrás por Graham Rahal, quien fue penalizado por la acción y que terminó de quinto en la tarde. Ed Jones completó el podio.

A pesar del mal momento que pasó sobre la pista, Pagenaud tomó la situación con calma y aprovechó su tiempo para gastarle una broma a la madre de Josef Newgarden firmando su autógrafo en el brazo mientras el campeón del 2017 competía.

Buen ambiente y la afición disfrutó

Por lo menos 180,000 aficionados asistieron al fin de semana del Grand Prix en Long Beach y según el periodista deportivo, Enrique Gutierrez, por lo menos un cuarto fue de descendencia latina.

“He hablado con organizadores y dicen que 26% de la gente que viene son de origen latino, así que es bueno que vengan pues le ponen un buen sabor”, dijo a HOY Deportes el periodista.

Con respecto al ambiente que se vivió en la competencia, el mexicano dijo que cada vez se vive con más anticipación la llegada de las competencias a Long Beach.

“Es uno de esos calendarios que marcas en el calendario esperando por meses”, dijo Gutierrez. “Tenía la esperanza que [Gabriel] ‘Gabby’ Chabes tuviera una mejor participación pero obviamente la suerte tampoco está de su lado.

Por su parte, Jorge García Estrada asistió por primera vez a una carrera de autos de IndyCar por invitación de sus hijos.

“[Fue una experiencia] muy bonita, vine con mis hijos, con mi familia”, dijo el residente de Pasadena. “Mis hijos me invitaron. Esperábamos esa emoción que se siente con la adrenalina cuando escuchas los motores”.

Aunque no es aficionado, el mexicano planea asistir nuevamente en el futuro.

“Creo que de hoy en adelante voy a seguir esto de las carreras”, afirmó García.

Autos exóticos

Mientras se llevaba a cabo el Grand Prix de Long Beach, al otro lado de la pista se encontraba una exposición de autos deportivos y exóticos de varias marcas que incluyen Ferrari, BMW, Lamborghini, etc.

Por 11avo año consecutivo, el “Mothers Exotic Car Parade” presentó 170 autos de precios exuberantes que sumaron hasta $40 millones. Entre los más caros estaban cuatro modelos Agera del 2018 (RS1, Draken, Valhall) y uno del 2015 (Blue Carbon), valorados en $4 millones cada uno.

Sigue a Jad en Twitter, Instagram y Facebook: @jadelreda

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
86°