Las estrellas convergen en LA con un duelo LeBron-Steph

Associated Press

Para su 67ma edición, el Juego de Estrellas de la NBA decidió cambiar el formato para generar más interés. La idea fue que los capitanes seleccionaran sus equipos.

Así es que el equipo LeBron vs. el equipo Steph ha reemplazado al tradicional duelo Este-Oeste, provocando alianzas entre jugadores que son antagonistas.

Pero con los mejores jugadores de básquetbol reuniéndose en Los Ángeles, los fanáticos de los anfitriones Lakers están más ansiosos en armar su propio equipo de ensueño.

Por ejemplo, el encuentro de un centenar de aficionados en el día de prensa en el Centro de Convenciones de Los Ángeles el sábado, centró las miradas en Paul George , el estelar anotador de Oklahoma City que nació en el sur de California.

Los fanáticos pro Lakers de inmediato corearon "¡Queremos a Paul!" al sonriente George, quien puede declararse agente libre al final de la actual temporada.

Desde su podio en otro rincón de la sala, Russell Westbrook — el otro integrante del Thunder con cartel de All-Star y oriundo de Los Ángeles — respondió con sarcasmo: "¡Que no se va a ninguna parte!"

El partido es de lo menos en el fin de semana de estrellas de la liga, y sobre todo si la exhibición se monta en Hollywood por sexta vez, un record.

Aparte del nuevo formato para el domingo, varias de las grandes luminarias de la NBA regresan a casa, dado que muchos residen en Los Ángeles durante el verano. Los fanáticos de los Lakers se embelesan con los posibles agentes libres de 2018 que podrían revivir a una franquicia con 16 títulos, y que actualmente marcha a quedarse fuera de los playoffs por quinto año seguido, lo cual no tiene precedentes.

Los fanáticos de los Lakers quieren a George, pero también anhelan tener a LeBron James — y se lo harán saber a ambos en el Staples Center .

James hizo caso omiso de las preguntas sobre la agencia libre el sábado, como lo ha hecho toda la temporada. Pero su palacio de casa en Los Ángeles es una de las razones por las cuales los seguidores de los Lakers confían tener su propia constelación de estrellas dentro de unos meses.

Pero antes, James y Stephen Curry liderarán los equipos en el Staples Center en el cónclave anual de lo mejor de la NBA.

Ambos capitanes guardan un optimismo moderado en cuanto a si el cambio pueda surtir efecto tras otras ediciones que fueron partidos sosos.

"Debe ser un poco más competitivo, un poco más intenso en la cancha", dijo Curry, el armador de los Warriors de Golden State.

El proceso de selección no fue público, pero los resultados estarán a la vista. La decisión de mantener el secreto decepcionó a los fanáticos e incluso a algunos de los "All-Stars".

"Yo creía que harían un programa de TV", dijo el centro Andre Drummond , del equipo LeBron. "Hubiera sido divertido. En vivo, LeBron y Curry escogiendo jugadores. Pero ojalá que el año que viene lo hagan así".

Curry tomó a sus compañeros de Golden State Klay Thompson y Draymond Green , pero perdió a Kevin Durant con James. Para el morbo, LeBron también seleccionó a Kyrie Irving , el armador de Boston que desertó del equipo de James en Cleveland el pasado verano.

Irving dijo que es "sensacional" volver a ser compañero de James. "Es normal. Disculpen, sé que eso no parece mucho, pero es algo normal".

Y todo el mundo estará pendiente cuando Westbrook se reencuentre con Durant, quien se marchó de Oklahoma City en 2016 para ganar un campeonato en Oakland el año pasado.

Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°