Club femenil busca eliminar el concepto de 'Pagar para Jugar' y al mismo tiempo crear jugadoras únicas

Jacob Tudela cuenta que un día estaba realizando un entrenamiento privado de futbol cuando llegó un niño alrededor de seis años y le pidió jugar. Tudela no sabía qué hacer pues se trataba de un niño muy pequeño, pero el incidente se le quedó en la mente.

Lo mismo volvió a suceder en un par más de ocasiones con niños muy pequeños para sus equipos. 

“No te miento, sentía que no podía dormir”, dijo Tudela, un entrenador de clubes como Beach Futbol Club, Los Angeles United Futbol Club, Downtown Soccer Club, entre otros.  

Entonces, al poco tiempo creó un programa para niñas de 6 a 8 años, donde las jugadoras tienen dos entrenamientos a la semana gratis en su ya establecido club femenil Tudela FC.

Tudela FC es un club femenil en Los Ángeles enfocado en dar entrenamiento de alta calidad a las niñas a un costo reducido. El club comenzó hace dos años con 80 jugadoras y en este su segundo año, han llegado a 140 niñas.  De 9 a 13 años, las niñas reciben ayuda por parte de becas, patrocinios, recaudación de fondos, por lo que el pago que hacen sus padres es reducido.

“El equipo nació como una petición desesperada por ayuda y por un cambio”, dijo Tudela, fundador del club.

Tudela contó a HOY Deportes que ya se había fastidiado de trabajar bajo un sistema que sentía que necesitaba un cambio: el popular sistema conocido “Pagar para Jugar”, en el cual los padres pagan miles de dólares para que sus niños jueguen en clubes de nivel. Bajo este sistema, muchos niños talentosos  quedan marginados debido a que sus padres no tienen el dinero para pagar.

“Sabíamos que no solamente se trataba de desarrollar jugadoras, sino de incluir a jugadoras de todo tipo”, indicó Tudela, de papá boliviano y madre irlandesa.

De acuerdo a Tudela, además de incluir a todas las jugadoras, lo que hace a su club único es que inspira a las niñas y es creativo.

Durante las sesiones de entrenamiento, la exjugadora de UCLA y campeona nacional, Chelsea Braun, le enseñó a hacer varios trucos de fantasía “a lo Neymar” a las niñas. Este método de enseñanza no es casualidad.

“Creemos que nuestros jugadores no son lo suficientemente creativos [en Estados Unidos]. Durante nuestra formación como jugadores de niños nos decían ‘pasen, pasen la pelota’. Yo era un niño sudamericano y me decía mi papá: ‘ve y  llévate a esas defensas, no importa quién esté  en frente’. Eso hace diferente a Tudela, nos enfocamos en lo individual, más que en lo colectivo a estas edades”, indicó.

“Queremos que no tengan miedo, que sean tan buenas con el balón que puedan salir de cualquier situación. Eso tiene que cambiar en el modelo en Estados Unidos, dejar de formar equipos muy buenos y comenzar a formar jugadoras fenomenales. Individuos fenomenales es lo que hacen equipos fenomenales”, agregó Tudela.

“Estamos creando a pensadores creativos. Estamos creando a los próximos líderes”, indicó Braun, de 26 años, una de las entrenadoras principales del programa. “Cada niña es única. Queremos que ellas expresen sus sentimientos, no los sentimientos del entrenador o de los papás. Queremos que sean muy técnicas”.

Actualmente, los entrenadores seleccionan a los jugadores a base de calidad, pero al momento de que estén en el equipo, ellos buscan la forma de costear los gastos.

Y el programa ya se ha convertido cada vez más popular. Recientemente, la exjugadora de Estados Unidos, Hope Solo, se unió al programa. Solo, quien durante su candidatura a la presencia de la Federación de Futbol de Estados Unidos abogó por la eliminación de “Pagar para Jugar”, servirá como mentora en Tudela y también visitará al equipo durante la temporada.

“Cuando ves a alguien como Hope, te da esperanzas”, declaró Tudela, de 33 años. “Cuando la gente se dé cuenta de lo que estamos haciendo, va a querer unirse a nosotros”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°