Los Dodgers podrían echar mano de Julio Urías en los playoffs

 Julio Urías se tomó un momento para reflexionar sobre cómo han cambiado las cosas para él en los últimos cuatro meses.

“Estoy más cerca, ¿qué no?”, dijo el joven lanzador mexicano de los Dodgers de Los Ángeles sonriendo.

Se refería a la posibilidad de poder formar parte de la rotación de los azules durante la postemporada, algo que era impensable cuando inicialmente fue promovido a Grandes Ligas en mayo.

Aunque a Urías lo llena de entusiasmo el poder lanzar en los playoffs, esto no es lo que lo Dodgers tenían contemplado.

Pese a que la gerencia del equipo no pudo construir una sólida rotación durante la temporada regular, el equipo todavía fue capaz de conquistar su cuarto título de la Division del Oeste al hilo. Pero estas circunstancias han puesto al futuro as de la organización en una situación de alto riesgo.

Brandon McCarthy no se ve en condiciones para competir en octubre, ni Brett Anderson o Scott Kazmir.

Esto significa que, si Clayton Kershaw no puede lanzar con solo tres días de descanso contra los Nationals de Washington en la Serie Divisional que comienza el viernes, los Dodgers se pueden ver forzados a iniciar a su elemento más joven en el Juego 4 de ser necesario.

Entre su tiempo en ligas menores y con los Dodgers, Urías ya lleva más de 119 innings lanzados. El año pasado vio acción en 801/3 entradas y 872/3 en 2014.

Su agente, Scott Boras, había dicho que solo quería que el trabajo de su jugador incrementara entre 30 y 40 innings.

Aunque se puede decir que las lesiones han creado este dilema, el desempeño del sinaloense también ha tenido algo que ver.

En sus últimos siete juegos, Urías tiene un promedio de carreras limpias de 1.26. Su promedio en lo que va de la temporada es de 3.39; estaba a 9.36 tras sus dos primeras aperturas.

Ya no es el mismo titubeante adolescente de hace cuatro meses cuando los Mets de Nueva York lo apalearon en su primer partido de Grandes Ligas.

Su curva tiene más profundidad gracias a que el entrenador de pitcheo de Dodgers, Rick Honeycut, le enseñó a agarrar la bola de una manera distinta.

Urías también añadió una recta alta a su arsenal de lanzamientos después de que Boras le mostrara estadísticas sobre cómo este lanzamiento podría ser usado con mucha efectividad en Grandes Ligas. En ligas menores no es usado porque los bateadores aún no tienen la velocidad para conectarlo, entonces no intentan pegarle.

En ambos casos, Urías habló con Kershaw para que lo aconsejara.

“Más que nada, hablé con él sobre el aspecto mental del juego”, dijo Kershaw. “Creo que había partidos en los que era el estelar en donde no era muy agresivo, trataba de acoplarse poco a poco. Cuando empieza con todo, como lo ha hecho en las últimas ocasiones que le ha tocado iniciar, ha habido una gran diferencia”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group