Los Dodgers trituran a los Padres en el último juego en casa antes de los playoffs

Los Dodgers de Los Ángeles trituraron por 10-0 a los Padres de San Diego en el último partido de la serie y el último juego que disputaron en casa antes de ser anfitriones del Juego 1 de la Serie Divisional el próximo 6 de octubre en Dodger Stadium.

Rich Hill tuvo una noche tranquila al lanzar siete innings, en los que permitió dos hits, dos bases, y ponchó a 10 bateadores.

Fue el triunfo número 102 de la temporada con lo que empataron el récord de la franquicia  desde que el equipo se mudó a Los Ángeles. Las otras dos ocasiones en las que alcanzó 102 triunfos en una temporada fueron en 1962 y 1964.

Los Dodgers también llegaron este miércoles a 3.7 millones de aficionados en toda la temporada. Es la quinta temporada seguida que los angelinos lideran ese departamento. 

La única preocupación de los Dodgers fue la lesión de Chris Taylor en el primer inning, quien al llegar a primera base se resbaló al patinar con la almohadilla y tuvo que abandonar el juego.  En ese primer inning los Dodgers anotaron dos carreras, y luego agregaron otra carrera en el segundo tras un sencillo de Hill y un doblete de Austin Barnes.

Los Dodgers eliminaron las esperanzas de los Padres con un racimo de cuatro carreras en la tercera entrada, para tomar ventaja de 7-0.

El cubano Yasiel Puig luego pegó un jonrón en el quinto para el 8-0. En el sexto episodio, Seager y Granderson se volaron la barda en dos ocasiones seguidas para poner el marcador 10-0.

Las malas noticias llegaron por la tarde cuando Dave Roberts y Adrián González acordaron que el mexicoamericano ya no podrá jugar en lo que resta de la temporada ni en los playoffs, debido a que no se pudo recuperar de una lesión de espalda.

La última serie de los Dodgers comienza este jueves en Denver con tres partidos ante los Rockies. 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group