Kershaw ignora cómo los Dodgers podrán aprovechar cansancio de Cachorros

La última vez que Clayton Kershaw enfrentó a los Cachorros de Chicago en los playoffs no fue una buena experiencia para él.

Sucedió en el Juego 6 de la Serie de Campeonato del año pasado y salió en cinco innings tras ser víctima de cinco carreras. Wringley Field lo vio salir sin poder llevar a los Dodgers a un Juego 7 y con dudas sobre su verdadero legado en el béisbol. Antes había maniatado a los Cachorros en el Juego 2.

“Tuve un buen juego y otro malo”, dijo Kershaw, un día antes de la apertura de la Serie de Campeonato ante los Cachorros el sábado en Dodger Stadium. 

Las circunstancias ahora son muy diferentes. Los Dodgers habrán descansado cinco días después de barrer a los Diamondbacks de Arizona en la Serie Divisional y ahora tienen ventaja de local.

En 2016, los Dodgers habían extendido la serie a cinco juegos en la Serie Divisional ante los Nacionales de Washington y disputaron la Serie de Campeonato con un elevado nivel de cansancio.

Ahora los fatigados serán los Cachorros, que tuvieron que irse a un quinto juego en Washington para vencer a los capitalinos en un quinto partido. Este viernes apenas viajaron y tuvieron una parada de emergencia en Albuquerque cuando un familiar de los jugadores se sintió mal. Eso provocó que el avión estuviera estacionado por cinco horas en Nuevo México.

“Cuando haces viajes largo, usualmente no es el primer día que te afecta, es el segundo. La adrenalina te puede afectar en cualquier juego de la serie”, reconoció Kershaw. Sin embargo, sabe que el cansancio es un factor en el partido, pero eso no quiere decir que los Cachorros estén vencidos.  

“No sé cómo se puede aprovechar eso en béisbol. En otros deportes sí sé cómo se pueden usar, pero no en béisbol. ¿Tratas de jugar más rápido?”, sonrió Kershaw.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
44°