FOTOS: Ella escapó del alcohol y drogas ¡al oro olímpico!

La estadounidense Simone Biles (19 años) no parecía estar destinada a una brillante carrera en la gimnasia olímpica: su papá y mamá eran adictos al alcohol y drogas.

Pero Simone y sus hermanos fueron rescatados por su abuelo materno, Ron, y su esposa Nellie, y viviendo en Spring, cerca de Houston, comenzó a practicar gimnasia a los 6 años.

A los 8 años fue descubierta por Aimée Borman, su entrenadora y principal mentora hasta la actualidad.

Una historia que cambió y Simone ya firmó con tres medallas de oro en Río 2016 y es figura del equipo estadounidense, las ‘Cinco Fieras’. 

Su dura infancia le permitió formar una fuerza mental y desde que se propuso ser la mejor del mundo en gimnasia no ha parado, incluso los expertos auguran que está en camino a superar a la mítica Nadia Comaneci.

“Un día (Simone Biles) decidió que sería una gran gimnasta y desde entonces lo ha hecho todo para lograrlo”, comentó Borman a The Times.

“Cuando era más pequeña me preguntaba qué habría sido de mi vida si no hubiese pasado nada de esto. A veces todavía me pregunto si (su madre biológica) se arrepiente y querría haber hecho las cosas de manera diferente”.

“Pero evito plantearme estas preguntas porque no las tengo que responder yo", fueron las palabras de Biles al ser consultada por su madre con la que se contacta cada vez que es su cumpleaños o fiestas de fin de año.

Shanon Biles, madre de la gimnasta con 44 años, habló para el Daily Mail y reveló que le costó comprender que no podía tener a sus hijos cerca. "No lo comprendí hasta años después, y entendí el porqué. Eso fue con lo primero que tuve que lidiar”.

Biles es la primera gimnasta de la historia que gana 3 títulos mundiales consecutivos, además suma 7 en equipos y aparatos.

Los expertos afirman que cambiará la gimnasia para siempre…. ¿su punto ‘débil’? Las barras asimétricas.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
55°