Para los aficionados de Dodgers, ver a su equipo en la Serie Mundial tiene un costo muy alto

Para los aficionados de los Dodgers, ver a su equipo favorito en la Serie Mundial tiene un costo muy alto

La Serie Mundial vibra en Los Ángeles, como no lo hacía desde hace 29 años y sus aficionados no han desaprovechado para ver a sus Dodgers batallar contra los Astros de Houston en busca del título como el mejor del béisbol.

Tal como el esfuerzo que hacen sus jugadores en el terreno, la afición lucha su propia batalla para pagar los altos precios que conlleva llegar a estas instancias de los playoffs. 

“Estos boletos han salido muy caros, pagué más de $1,000 por el mío, pero vale la pena, uno nunca sabe cuándo vuelven a llegar a la Serie Mundial”, señaló Jesse Morán, un residente angelino y descendiente mexicano.  “Hemos estado esperando tanto por esto, la ciudad, no hay nada como lo que estamos viviendo ahora.  Mis amigos vinieron desde San Dimas y West Covina, vale la pena hacer el esfuerzo”.

Morán dijo que asiste a los partidos de los Dodgers con regularidad que incluyen los playoffs.

“Cada año vengo a los partidos cuantas veces puedo, el año pasado vine también cuando jugaron contra los Cubs”, dijo Morán de 34 años.

Según reportes, los precios han llegado a costar hasta $3,000 en la reventa, además que el costo del estacionamiento está entre $70 y $85, de haber un Juego 6 o 7, el precio podría subir alrededor de los $100.

La oportunidad de ver a los Dodgers nuevamente en una Serie Mundial puede que no sea imposible, pero lo que no es seguro, es cuánto tiempo podría pasar para volver a verlos.  Por esa razón, Abel Rocha no lo pensó dos veces para viajar desde Santa Bárbara y apoyar a su equipo favorito.

“Vine con mi compa, con mi mejor amigo desde niños y esto ha sido la mejor experiencia de mi vida, después del nacimiento de mis sobrinas, es lo mejor”, dijo Rocha, quien también tuvo que pagar un alto precio para ver a los Dodgers en la Serie Mundial.  “Entre los dos boletos pagamos $3,000 para estar detrás del home-plate.  Con lo que gasté no sé si podré volver a venir, si hay un Juego 6 o Juego 7, definitivamente haré lo posible”.

Aunque posiblemente la gran mayoría de aficionados llegaron al Dodger Stadium acompañados, Irene Gutiérrez tuvo que asistir al Juego 1 sin acompañante. La residente angelina dijo que los altos precios no le permitieron comprarle un boleto a un ser querido.

“Tuve mucha suerte, hice una petición en las redes sociales en las que dije que ‘por favor, yo pagaré por el boleto, no lo quiero gratis’, entonces una persona de corazón muy lindo me lo vendió al mismo precio que él pagó, $230”, dijo Gutiérrez. “Fácilmente hubiera podido hacer mucho dinero, me hizo llorar y aunque también quise traer a mi papá al juego, no pude”.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°