Los Chargers se juegan su temporada de “visita” en el StubHub Center ante los Raiders

Los Chargers se juegan su temporada de “visita” en el StubHub Center ante los Raiders

Este domingo los Chargers saldrán al campo del StubHub Center de Carson para su último partido de la temporada regular ante los Raiders de Oakland en lo que ha sido el inicio de su segunda etapa como franquicia angelina, y cualquier persona que sea realista sabe que serán abucheados.  

Fue un hecho que se consumó cuando se presentó el calendario de la NFL de 2017.

Los ‘Bolts’ se movieron a una de las capitales de la Raider Nation, pues los de plata y negro jugaron en Los Ángeles cerca de 15 años y dejaron una inmensa base de aficionados de hueso colorado tras partir a Oakland.

Esto significa que el cierre en casa para los Chargers no tendrá un sabor casero con todo y que se están jugando un boleto para los playoffs.      

“Es un gran juego para nosotros. Si la gente sale y nos apoya, seria increíble”, dijo el corredor de los angelinos Melvin Gordon. “Si salimos y las gradas están divididas 50-50, me parecería muy bien. Para ser el primer año aquí, me quedó con eso, 50-50”.    

En realidad, es probable que se le de eso.

Con Los Ángeles todavía ajustándose al regreso de la NFL, sus equipos han tenido que jugar como visitantes en casa esta temporada.

Los aficionados de los Eagles de Filadelfia se apoderaron del Coliseo y el StubHub Center cuando su equipo visitó el área recientemente.  

Cuando enfrentaron a los Eagles en la Semana 4, los Chargers también fueron abucheados.

“Bueno, eso fue algo un poco diferente”, explicó el esquinero Casey Howard. “Sentimos que estábamos en Filadelfia”.    

Si los Chargers vencen a los Raiders y Tennesse pierde con Jacksonville, los angelinos llegarán a los playoffs con una victoria o empate de Baltimore ante Cincinnati o una derrota o empate de Buffalo contra Miami.

Pero todavía con todo esto en juego, Carson prácticamente parecerá Oakland.

Desde que el partido fue anunciado, los boletos han estado bastante cotizados. El viernes el boleto más barato costaba $200 dólares en el internet.   

“Es una situación peculiar…creo que tenemos una buena cantidad de seguidores”, contó el tight end veterano Antonio Gates. “Nos gustaría tener más apoyo, pero tenemos lo suficiente para cumplir y sentir que tenemos apoyo en las malas. En tercer o cuarto down, podemos escuchar a nuestros aficionados.      

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
50°