Intensos duelos divisionales encabezan la Semana 4 de la NFL

Associated Press

La temporada de la NFL podría definirse con una sola palabra: paridad.

Así lo demuestra el hecho que después de tres semanas, la mitad de los equipos de la liga tengan marca de 2-1. Sin embargo, la cuarta jornada tiene cinco enfrentamientos entre equipos con ese registro, por lo que la mitad de ellos consolidará su récord ganador mientras que los otros volverán a donde empezaron.

De esos cinco encuentros entre equipos con registro de 2-1, tres son entre rivales de división y podrían tener consecuencias directas en el panorama rumbo a la postemporada a pesar de que apenas está por agotarse la cuarta parte del calendario.

STEELERS-RAVENS

La rivalidad más intensa de la actualidad en la NFL encuentra a dos equipos lamiéndose las heridas y en busca de remedios a las carencias que fueron expuestas durante sus respectivas derrotas de la semana previa. Nada le salió bien a los Ravens en su visita a Londres para enfrentar a Jacksonville, que los derrotó al son de 44-7, mientras que los Steelers no pudieron echar a andar su potente ataque en la derrota de 23-17 ante Chicago.

Sin embargo, los antecedentes indican que, sin importar como lleguen, Steelers y Ravens siempre están listos el uno para el otro. Pittsburgh encabeza la serie entre ambos con registro de 22-20, y su ventaja en puntos anotados también es mínima: 829-814. De hecho, 12 de sus últimos 18 enfrentamientos se han definido por tres puntos o menos. Y aunque Pittsburgh domina la serie, Baltimore ha ganado cuatro de los últimos cinco partidos.

Pero Baltimore tendrá problemas para olvidar la última vez que se encontró con Pittsburgh, cuando los Steelers sacaron un triunfo de las garras de la derrota con el touchdown de Antonio Brown a nueve segundos del final.

LIONS-VIKINGS

Minnesota ya sabe lo que es tener un buen inicio de campaña solo para ver como sus aspiraciones de playoffs se le escurrían de las manos por culpa de las lesiones. La campaña anterior, los Vikings comenzaron con cinco triunfos consecutivos pero quedarían fuera de postemporada al perder 8 de los próximos 11 partidos.

Los Lions de Detroit colaboraron a esa debacle al conseguir dos apretadas victorias en contra de su rival del Norte de la NFC, por un total de apenas de nueve puntos, incluida un triunfo en tiempo extra 22-16 en Minneapolis. Pero estos no son los mismos Vikings.

La ofensiva de Minnesota ha dado un salto hasta colocarse a la par de una defensa sólida, al ubicarse ambas unidades en el puesto 12 de la NFL. Los wide receivers Stephon Diggs y Adam Thielen despegaron como blancos confiables para el quarterback Case Keenum, quien se quedó con la titularidad ante una nueva lesión en la rodilla de Sam Bradford.

Del otro lado, Matthew Stafford es séptimo en la NFL con rating de 100,1 puntos después de conseguir siete pases de anotación a cambio de una sola intercepción tres semanas. Y aunque Detroit ha ganado cuatro de los últimos seis enfrentamientos, Stafford solo tiene registro de 7-7 ante los Vikings, que le han propinado 42 capturas, la mayor cantidad de un equipo contra el jugador mejor pagado de la liga.

RAIDERS-BRONCOS

Ambos equipos llegan tras sorpresivas derrotas fuera de casa. Para los Broncos, será un alivio volver a Denver, para los Raiders será otra complicada prueba fuera de casa ante una física defensa. Lo último que necesitaban Derek Carr y la ofensiva, que fueron limitados a tan solo 128 yardas en su derrota la semana pasada ante Washington.

Los Broncos han ganado tres de sus últimos cuatro juegos como locales y su quarterback Trevor Siemian ha lanzado 11 touchdowns y cuatro intercepciones para un rating de 100,6 puntos en sus últimos cinco juegos en casa. Pero los Raiders han ganado dos de los últimos tres enfrentamientos para sacudirse un dominio de ocho derrotas consecutivas ante Denver.

La semana cuatro comenzó la noche del jueves con la victoria de los Packers 35-14 sobre los Bears. La acción se reanuda el domingo con el duelo entre Saints y Dolphins en el segundo de cuatro juegos que se disputarán en Londres. Además, Bills visitan a Falcons; Bengals-Browns; Rams-Cowboys; Panthers-Patriots; Jaguars-Jets; Titans-Texans; 49ers-Cardinals; Eagles-Chargers; Giants-Buccaneers; y Colts-Seahawks. La jornada termina el lunes con la visita de los Redskins de Washington a los Chiefs de Kansas City.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group