Chargers decepcionan y esta vez son los Eagles los que propinan derrota en casa

Los Chargers no pudieron contra los Eagles de Filadelfia y cayeron 26-24 en un partido cerrado el domingo en el StubHub Center. 

Si Chargers buscaba alguna motivación para conseguir su primer triunfo en la temporada, el ser abucheado al momento de pisar el terreno del StubHub Center no iba a ser de gran ayuda.  El recinto de Carson, a simple vista, daba a entrever que un 70% de los aficionados apoyaban a la visita, los Eagles.

A falta de ocho minutos en el primer cuarto, Carson Wentz lanzó un pase de ocho yardas para que Alshon Jeffery anotara a favor de la visita. El pateador Jake Elliott anotó el punto extra que le daba la ventaja de 7-0.  Con 10 segundos por jugar, Elliott cerró el cuarto con una anotación de 45 yardas, 10-0.

La defensiva de los Chargers obligó a los Eagles a tener que emplear a tres goles de campos en la primera mitad del partido.

En el segundo cuarto, Wentz buscó a Torrey Smith pero no pudo completar el pase para el tercer down y 13 yardas, Elliott entonces anotó el gol de campo para aumentar la ventaja 13-0 sobre los Bolts a los 6:53.  Los Chargers reaccionaron casi que de inmediato cuando Philip Rivers conectó con Tyrell Williams con un pase aéreo de 75 yardas y poner las cosas 13-7 tras la conversión de Younghoe Koo.

El pateador de los Eagles nuevamente sería protagonista cuando Wentz falló la conexión con Zach Ertz.  Elliott sumó tres más para los de Filadelfia, 16-7 con 4:13 por jugar en el segundo cuarto.

Justo antes del medio tiempo, con cuatro segundos por jugar, los pateadores seguían siendo protagonistas y Koo se hizo presente con el gol de campo de 28 yardas, 16-10.

Con 1:01 en el tercero, desde 47 yardas, Elliott siguió su buena puntería para tres más, 19-10.

En el último período, el running back de los Chargers, Austin Ekeler, le dio esperanzas a los Bolts con un acarreo de 35 yardas que permitió a su equipo acercarse a dos puntos, tras la conversión de Koo, 19-17.

Sin embargo, los Eagles probaron tener más fuerza ofensiva y respondieron instantes después con una gran anotación de Wendell Smallwood, 26-17 con 9:14 por jugar. Pero la jugada de la tarde fácilmente podría ser para el tight end de los angelinos, Hunter Henry, que después de ser revisada, puso a su equipo 26-24 con 6:45 en el reloj y mantener las esperanzas vivas.

Henry atrapó el ovoide con una mano y en la línea final con los dos pies apenas tocando el campo, pero los referís no lo vieron de esa forma y anularon la jugada.  Por esa razón el mandamás de los Chargers, Anthony Lynn pidió una revisión y la decisión fue revocada para el impresionante touchdown.

A pesar del esfuerzo, los Chargers no pudieron evitar otra caída en casa y su récord de 0-4 se convierte en el peor de la NFL junto a la de los Browns de Cleveland.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°