Entrevista

Pável Pardo: cuando sacas al mexicano de su zona de confort, sobresale

Al hablar de la mentalidad ganadora de los alemanes, el exfutbolista Pável Pardo recordó una anécdota que vivió durante un entrenamiento en el Stuttgart.

Cuando entrenaban tiros a gol, tanto Pardo como su compatriota Ricardo Osorio comenzaron a divertirse, al tratar de sorprender al arquero con sus disparos o hacer tiros complicados. El entrenador no tardó en llamarles la atención.

“Nos dijo que el ejercicio era serio. Cuando tú tienes un objetivo es como que estuvieras en el partido. Es por eso que son buenos, no hay un tema de relajación, de diversión”, recordó Pardo, quien militó en el Stuttgart de 2006 a 2009. En ese club, el mexicano conquistó el título de la Bundesliga en 2006-07 a base de pura disciplina y trabajo.

“Si es hora de trabajar, hay que trabajar y estar concentrado al 100%, entrenan como si fuera una final. La seriedad se la ponen a todas las cosas de la vida”, señaló Pardo, quien vivió dos años y medio en Alemania.

“Fueron dos años y medio donde yo saqué provecho al máximo, donde exprimí todo”, expresó Pardo a HOY Deportes. “Fueron como 10 años de mi vida porque lo aproveché al máximo todo. Si era ganador, cuando regresé de Alemania, era más ganador”, aseveró Pardo durante una entrevista en las oficinas de FOX Deportes, cadena que transmite el futbol de la Bundesliga en Estados Unidos.

Actualmente, Pardo realiza una gira llamada “Legends”, donde promueve el balompié germano.

Pardo llegó a los 32 años a Alemania y  se convirtió en el líder del Stuttgart, un conjunto mayormente joven. Apodado ‘El Comandante’ en Alemania, Pardo señaló que creció mucho como persona.

“Yo digo que la madurez de un futbolista está de los 27 años a los 32. Es la mejor etapa del jugador de futbol. Es ahí donde aprovechas todo al máximo”, dijo. 

Pardo dijo que al partir a la Bundesliga del futbol  mexicano, donde jugaba para el América, se tuvo que adaptar al estilo de juego rápido.

“Al principio yo quería recibir y ya tenía a un jugador encima de mí, entonces comienzas a jugar de un toque y a dos toques. Pero la rapidez también está en la mente. Tuvo mucho que ver la actitud. Si tu llegas a un lugar con deseos de triunfar, con ganas de adaptarte rápido, vas a triunfar”, expresó el mediocampista.

 “Es algo que los mexicanos tenemos que confiar, que saber. Los jugadores jóvenes tienen que confiar en ese talento y capacidad que tienen”, señaló. “Los europeos, los alemanes, no son tontos cuando ven a un jugador y dicen que lo quieren”.

Pardo comentó que en Alemania también aprendió de la disciplina, la puntualidad y que tampoco hay excusas.

“Lo más importante para ellos es el resultado. Ellos confían mucho en la mentalidad que tienen, no demuestran el cansancio, aunque estén cansadísimos. Cuando estábamos en la pretemporada, todos se quejaban, pero una vez que estábamos en la cancha tú los veías y como si nada,  entrenando al máximo”, dijo.

 “El objetivo que tienen lo trazan y lo logran. Ellos se dicen a si mismos: ‘Para ser número uno voy a tener que hacer todo esto, entrenar, y se lo proponen hasta que lo logran y eso es en todo, la cultura en general’. Todo gira en torno a tus pensamientos. El 90% de tus pensamientos son negativos, ellos tienen que hacer lo que tienen que hacer”, indicó.

Pardo dijo sentirse orgulloso del legado que dejó en el Stuttgart, un lugar donde lo quieren mucho. Para él, el salir de México le enseñó que hay que salir de la zona de confort para crecer.

“Lo mismo pasa con los mexicanos en Estados Unidos. Cuando llegas a este país, sales de ese confort que tienes en tu país. Tienes que levantarte temprano, todos los días, es la única manera de sobresalir”, indicó.

“Cuando sacas al mexicano de su zona de confort, sobresale”, comentó.  

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°