Luis Islas acompaña a Diego Maradona a nueva aventura en México

Associated Press

Opacado por el resplandor de una estrella tan grande como Diego Armando Maradona, Luis Islas es sin embargo un colaborador clave del astro. Y en tal carácter será también responsable en cierta medida de lo que ocurra en la aventura del 'Pelusa' con los Dorados de Sinaloa de la segunda división mexicana.

Islas, quien como jugador se desempeñaba como arquero, compartió vestuarios con Maradona en las Copas del Mundo de México 1986 y Estados Unidos 1994. Desde el año pasado aceptó el papel de su asistente principal durante su excursión en el equipo Al Fujairah de los Emiratos Árabes Unidos.

"Es un placer enorme estar a lado del número uno de mundo, lo que genera Diego es algo único y no lo genera nadie, eso está claro", dijo Islas en entrevista para The Associated Press. "Estoy feliz de la vida, pero con una responsabilidad muy grande el estar a su lado".

En los Emiratos, al igual que ahora, Islas y Maradona asumieron el reto con un equipo en la segunda división y lograron la meta de ascender a la máxima categoría, algo que intentarán repetir en suelo mexicano.

"Nos fue bien porque se consigue el ascenso y llevamos al equipo a la primera categoría, fue un placer grande porque acabamos invictos y con un altísimo porcentaje de puntos, pero eso es el pasado y nosotros los entrenadores vivimos del hoy y ese presente es Dorados, donde ojalá podamos construir exactamente lo mismo", agregó Islas.

El asistente de Maradona no es ajeno al fútbol mexicano, donde tuvo un paso como portero con León y con Toluca en la década de 1990.

"Estoy feliz de estar de vuelta acá, es un país que amo y mi hija es mexicana", dijo Islas. "Cuando tuve la posibilidad de estar aquí me trataron de manera fantástica".

Islas y Maradona asumen un reto complicado. Dorados ocupa la parte baja de la tabla en la segunda división cuando restan sólo ocho fechas en el calendario regular. Asumir un equipo en esos problemas nunca será fácil y menos a mitad de temporada.

"Encaramos un desafío grande con Dorados, es una responsabilidad grande y esperemos que a partir de mañana las cosas se empiecen a dar", agregó el exarquero. "Tenemos que tratar de acomodar lo que está armado, a potenciar lo bueno que se hizo y cambiar otras cosas".

Desde su arribo a México la tarde del sábado, Maradona ha estado recluido en el cuarto de un lujoso hotel localizado en la zona centro de esta ciudad, que se ubica en el noroeste del país y donde el lunes será presentado en su nuevo cargo.

Islas dijo que el "Pelusa" está ansioso por dejar atrás esta etapa previa para comenzar a trabajar en cancha.

"Diego está muy motivado y con ganas de arrancar mañana", agregó Islas. "Permanentemente estamos hablando, ya estamos viendo videos y ya planificamos la semana. Diego lo vive como lo hace cualquier entrenador, con ganas y profesionalismo, pero sobre todo con la ilusión de que esto funcione".

E Islas cumplirá un papel importante para que eso suceda.

Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°