Grito homófobo usado en futbol por México llega a Congreso

Associated Press

El famoso grito homófobo por el que la selección mexicana de fútbol ha sido sancionada varias veces ha vuelto, aunque ahora no se oyó en un estadio sino en la mismísima Cámara de Diputados. Esta vez no pretendía poner nervioso a un guardameta sino acallar a un legislador que lanzaba acusaciones de corrupción a sus opositores.

Según puede escucharse en una grabación del propio Congreso y en videos colgados en las redes sociales el viernes, diversos diputados y diputadas corearon gritos de "¡fuera, fuera!" y la famosa frase cuando Mario Ariel Juárez, del Movimiento de Regeneración Nacional intervenía en la sesión en la que se aprobaron los presupuestos federales para 2018.

Juárez acusó de "corruptos y traidores" a todos los diputados que votaron con el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), entre ellos legisladores del derechista Partido Acción Nacional y del izquierdista Partido de la Revolución Democrática, para sacar adelante las cuentas de la federación.

Varios medios de comunicación locales reportaron que los gritos procedían de legisladores del PRI.

Éstos arreciaron cuando Juárez denunciaba supuestas corruptelas del PRI en el Estado de México, la región más poblada del país y que rodea a la capital.

El presidente de la sesión en ese momento, el priísta Jorge Carlos Ramírez, pidió respeto a los diputados y apeló a que fueran respetados los códigos de ética de la cámara.

Popular en los partidos de futbol, el polémico grito que alude a hombres que se prostituyen fue conocido mundialmente en el Mundial de Brasil 2014 y desde entonces ganó adeptos en varios países latinoamericanos.

La federación mexicana ha lanzado campañas publicitarias con jugadores de la selección que le piden a los aficionados dejar de proferir el grito pero la idea no ha funcionado y el canto volvió a retumbar en la cancha del Estadio Azteca durante partidos eliminatorios ante Honduras y Estados Unidos realizados a principios de junio.

Y es que lo que para unos es una ofensa, otros lo consideran solo una costumbre sin intento de discriminar a nadie.

"Algunos lo entienden como un atropello, como un insulto", dijo en junio el entrenador de la selección mexicana, el colombiano Juan Carlos Osorio. "Pero entendiendo primero que no soy mexicano; dos, que estoy muy orgulloso de dirigir la selección; tres, que creo entender el propósito del grito, no tiene nada que ver con eso (insultar)", agregó.

La FIFA ha multado a México ocho veces por los cánticos de sus hinchas desde hace un par de años y durante la Copa Confederaciones el mes pasado en Rusia, anunció que sería más estricta.

Sin embargo, columnistas como Gustavo Arellano, un periodista mexico-estadounidense, consideran que cuanto más se denuncie y se intente parar ese grito, más fervor tendrá en algunos sectores.

Copyright 2017 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group