Las campeonas del mundo festejan en Los Ángeles

Las campeonas del mundo llegaron a Los Ángeles para celebrar  

Exhibiendo el trofeo más prestigioso del futbol femenino, llegaron las recientes campeonas del mundo para festejar el triunfo logrado en Canadá ante una gran cantidad de aficionados en el L.A. Live.

Sosteniendo banderas pequeñas de Estados Unidos, las jugadoras de la selección femenina, lucieron una nueva estrella en sus camisetas de campeonas mundiales.

La defensa de la selección de Estados Unidos, Kelley O’Hara, afirmó que el campeonato mundial es mérito de todo el país y que no mete ningún tipo de presión al conjunto nacional de hombres.

“Todos somos un solo equipo, una nación, ellos vienen haciendo las cosas muy bien últimamente, y es cuestión de tiempo para que ganen un campeonato importante”,afirmó O’Hara a HOY Deportes. “Siempre apoyamos a los chicos, queremos lo mejor para ellos, tuvieron un gran mundial, y no tenemos duda que van a seguir mejorando”.

La capitana del equipo de las barras y las estrellas, Carli Lloyd, quien deslumbró con su gol de casi medio campo en la final ante Japón, explicó la importancia de un campeonato mundial para la historia del futbol en Estados Unidos.

“Es increíble llegar a ser campeona mundial, es como un sueño del cual no te quieres despertar, mis compañeras me tenían que pinchar el brazo para realizar lo que habíamos conseguido”, dijo Lloyd. “El momento es indescriptible, la afición nos apoyó hasta el final, es algo histórico que quedara marcado para siempre”.

En medio de la incertidumbre sobre una liga profesional de futbol para mujeres, la selección femenina envió un mensaje claro a los dirigentes que organizan torneos competitivos.

No sólo rompieron el record de audiencia del partido de futbol más visto en Estados Unidos cuando enfrentaron a Japón en la Final del mundial, pero también despertaron la ilusión por algo diferente, que además alimenta el interés de mucha gente.

Un fiel aficionado de descendencia mexicana, Juan Carlos Fernández, asistió a la celebración y dijo que el futbol femenino sigue escalando rápidamente.

“Es muy entretenido ver jugar a las chicas de la selección de Estados Unidos, la verdad sería interesante ver a estas jugadoras crecer en un ambiente más profesional”, declaró Fernández.

Después de 16 años, la selección femenina de Estados Unidos volvió a saborear el dulce sabor de un campeonato mundial. Ahora, solamente toca esperar si el campeonato del mundo inyecta la alegría suficiente para superar el obstáculo de crear una liga profesional y resaltar la importancia del futbol femenil para seguir dandole continuidad.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
62°