Estados Unidos tiene debut sólido en Mundial Femenil

Estados Unidos se impone ante Australia en debut

La selección de Estados Unidos se impuso, con dos goles de la centrocampista Megan Rapinoe, 3-1 a la de Australia en el partido inaugural para ambos combinados nacionales en el Mundial Femenino de Canadá 2015, dentro del Grupo D.

Estados Unidos, que llega como gran favorita a luchar por el título de campeona, tuvo que trabajar a fondo para imponerse a una selección Australia que jugó una muy buena primera parte, cuando logró remontar el gol conseguido por el equipo de las Barras y las Estrellas al minuto 12, por mediación de Rapinoe, que desde fuera del área sacó un disparo cargado de efecto y bien colocado.

Sería la delantera Lisa De Vanna, la que al minuto 27 culminaría una buena combinación del ataque australiano con un gran disparo de zurda y por bajo, la que ponía el 1-1 para Australia, marcador con el que se llegaría al descanso.

La segunda parte comenzó como había concluido la primera, con dominio de balón de Estados Unidos, tuvo el 56 por ciento de posesión del balón, pero sin que pudiese perforar de nuevo la portería defendida por Melissa Barbieri.

Hubo que esperar hasta el minuto 61 para que Estados Unidos lograse ponerse por delante en el marcador, tras el gol que consiguió la delantera Christen Press, de 26 años, que llegó a los 21 en las competición internacionales.

Press, sin marcaje dentro del área recibió un balón perfecto de la defensa izquierda Sydney Leroux, que hizo una gran penetración por su lateral y llegó hasta la línea de fondo de la portería de Australia para poner un balón perfecto a Press, que sin ningún marcaje, fusiló a Barbieri.

La ventaja en el marcador fue un gran alivio para el combinado estadounidense que tranquilizó su juego, tuvo más dominio del balón y aseguró la victoria al minuto 78, cuando de nuevo la mejor jugadora del combinado de las barras y las estrellas, y del partido, Rapinoe, marcó el 3-1, que sería definitivo.

Rapinoe, sin ningún marcaje, penetró fácil dentro del área de Australia y de nuevo con la zurda sacó un disparó cruzado que batió a Barbieri.

A pesar que no marcó la veterana Abby Wambach, capitana del equipo de Estados Unidos, fue otra de las jugadoras destacadas del partido, lo mismo que la portera Hope Solo, que no intervino mucho, pero cuando lo hizo estuvo segura y el gol que encajó fue imparable.

Estados Unidos jugará su próximo partido el viernes contra la selección de Suecia, que empató a 3-3 frente a Nigeria, que tendrá de rival a Australia.

El escenario volverá a ser el Winnipeg Stadium, que lleva el mismo nombre de la ciudad canadiense sede del Grupo D, al que acudieron 31.148 espectadores para ver la primera doble jornada.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
60°