Futbol

¿Es el tiempo de Platini en la FIFA?

Michel Platini es fuerte candidato para tomar el lugar de Joseph Blatter en la FIFA

Tras años de espera, el destino de Michel Platini con la FIFA llegó, de repente, y mucho antes de lo anticipado.

Platini cumple este domingo 60 años. Tiene mucho que festejar y mucho que decidir.

Desde hace tiempo visto como el aparente heredero de Joseph Blatter, su antiguo mentor y ahora sacudido adversario, el jefe del futbol europeo no ha respondido a la pregunta de si realmente quiere las responsabilidades que vienen con el máximo puesto del futbol mundial.

Sin duda, la oportunidad está más abierta que nunca para Platini, cuya senda había quedado bloqueada hasta, por lo menos 2019.

"Tendré 64 años, y hay una última cosa que quiero hacer", dijo Platini sobre sus ambiciones en marzo pasado, cuando el poder de Blatter parecía más fuerte que nunca.

Todo eso cambió el 27 de mayo, cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos desató una acusación por fraude, corrupción y soborno en contra de altos dirigentes del futbol mundial, dejando a la FIFA a punto de una debacle.

Blatter no ha sido acusado — aún — e incluso dos días después ganó la elección para permanecer cuatro años más como presidente del organismo, ignorando la petición personal que le hizo Platini para renunciar definitivamente al cargo.

Pese a ello, la investigación federal tiene la mira puesta en la FIFA, por lo que Blatter, de 79 años, anunció el 2 de junio que no sería candidato en las nuevas elecciones a realizarse en unos cuantos meses.

Ahora se anticipa que Platini entre en la contienda presidencial mucho después de lo que sus votantes europeos esperaban. Ya fuera porque creen que Blatter debió cumplir su promesa de 2011 de hacerse a un lado este año, o porque creen que Platini debió enfrentarlo directamente en las elecciones pasadas.

"Ahora no es el momento, no aún", dijo Platini en Mónaco en agosto pasado, cuando justificó su ausencia de la candidatura en contra de Blatter. En su lugar, el príncipe Ali bin al-Hussein, de Jordania, fue el derrotado en los comicios.

En ese momento los observadores pensaron que era una frustrada admisión a la maestría de Blatter: Tanto en políticas de FIFA como de sus leales votos de países muy lejanos a la élite europea que Platini dominó como jugador y que ahora comanda como presidente de la UEFA.

A Platini no le gusta perder, y como uno de los mejores '10' en la historia del deporte, levantó dos de los tres grandes logros colectivos que disputó.

Fue el capitán de una selección francesa que ganó en casa la Euro de 1984 — su actuación de nueve goles sigue siendo una de las actuaciones individuales más memorables del torneo — y además anotó el gol con el que la Juventus se coronó en la Copa Europea, predecesora de la Champions League, en 1985.

Solo el título del Mundial de fútbol se le escapó, luego de que Francia perdiera ante Alemania Occidental en semifinales de 1982 y 1986.

Convertirse en presidente de FIFA prácticamente completaría los logros futbolísticos de Platini, y es evidente que anhela el puesto para el que alguna vez Blatter lo preparó, antes de que tomaran caminos separados.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
74°