Deportes Futbol

Tico Marco Ureña es un jugador muy diferente al de Brasil 2014

El tico Marco Ureña se recupera actualmente de las fracturas faciales que sufrió en el juego inaugural del LAFC en casa el pasado 29 de abril ante el Sounders de Seattle.

“Con solo verme el médico me dijo que tenía varias fracturas. Pero ya cuando me explicó el procedimiento, quedé más tranquilo”, dijo Ureña al describir su lesión.

El delantero del LAFC tiene planeado estar fuera de actividad por 10 días más y luego viajar a Costa Rica, donde se unirá al equipo que asumirá el compromiso de Rusia 2018.

Ureña recibió las buenas noticias este pasado lunes cuando su nombre estuvo en la lista de 23 jugadores de Costa Rica a un mes del Mundial.

“De mi parte yo estoy muy contento, trabajé muy fuerte para ganarme la convocatoria”, explicó Ureña.

El tico fue parte del equipo de Costa Rica que llegó a cuartos de final en Brasil 2014, certamen donde compartió el “Grupo de la Muerte” con Uruguay, Inglaterra e Italia.

Sobre lo aprendido en el Mundial brasileño, comentó:

“En la cancha somos 11 contra 11, por más nombre o historia que se tenga, al final del día es lo que se haga en los 90 minutos. Así enfrentamos a rivales en el Grupo de la Muerte y terminamos ganando el grupo”, dijo el goleador número 21 en la camiseta del LAFC.

“Después de lo que hicimos en Brasil, no es el mismo. Tenemos un grupo de mucha experiencia. Eso nos va a ayudar bastante para tomar las cosas con la responsabilidad que se merece”, explicó Ureña, quien anotó el tercer tanto con el que Costa Rica venció 3-1 a Uruguay.

Ureña indicó que confía en la capacidad de la selección tica debido a que han jugado juntos 11 o 12 elementos desde el 2011.

“No tengo la menor duda de que Costa Rica va a seguir llamando la atención”, señaló Ureña, para luego explicar que nunca se arrepiente de haber salido del futbol europeo para venir a la MLS, donde jugó el año pasado con el Earthquakes de San José y ahora lo hace con el nuevo equipo de Los Angeles. El jugador de 28 años dijo que tuvo que sacrificar muchas cosas, inclusive en lo económico.

Ureña dijo que ha cambiado mucho del jugador de 24 años que era cuando llegó a Brasil 2014.

“Hace cuatro años estaba en Rusia, era un niño, no tenía ni una ilusión de ir al Mundial porque no fui parte de la eliminatoria. Estuve fuera de la selección por dos años. Al final, terminé yendo a Brasil, metí gol, la verdad que Dios me premió, bueno, ayudé a mis compañeros a hacer esa hazaña que hicimos”, señaló. “No era papá tampoco, eso le cambia la vida, uno tiene por qué luchar, por qué sacar las agallas”.

Luego Ureña recordó que había que tener confianza en sí mismos durante el Mundial, porque “si no hay confianza es difícil jugar y hacerlo bien”.

Costa Rica debuta el 17 de junio ante Serbia, luego enfrenta a Brasil el 22 y cierra la actividad contra Suiza el 27.

“El partido es más importante es el primero”, dijo Ureña sobre el duelo ante Serbia.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
57°