"Tal vez es muy tarde para la FIFA..."

La crisis del COI podría servir de 'ayuda' a FIFA en su 'limpia'

Una organización deportiva mundial sacudida por un escándalo de corrupción. El presidente presionado para renunciar...

El Departamento de Justicia de Estados Unidos y el FBI al frente de las investigaciones. Los patrocinadores demandando reformas.

¿FIFA en 2015?

Ésta era la crisis que enfrentaba el Comité Olímpico Internacional a finales de los 90. El COI, sin embargo, logró moverse rápidamente para limpiarse y aprobar reformas que ayudaron a restaurar la credibilidad y confianza en el órgano rector del deporte olímpico.

Ahora, el COI es visto como el modelo que FIFA debe seguir en su intento de salir del peor escándalo de corrupción de sus 111 años de historia. De acuerdo al hombre que ayudó a liderar la limpieza del Comité Olímpico, será una labor mucho más complicada con el organismo rector del fútbol.

"Es un completo desastre", dijo el alto miembro del COI, Dick Pound a The Associated Press. "Tal vez sea demasiado tarde".

Pound, abogado canadiense, encabezó la investigación interna ante las acusaciones de sobornos que sacudieron los cimientos del COI. El caso, que salió a la luz en diciembre de 1998, se centró en efectivo, becas, cuidado médico, costosos regalos y otros favores vinculados a la designación de Salt Lake City como sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2002.

Los incentivos totalizaron más de un millón de dólares — una limosna en comparación con los más de 150 millones de dólares que citó el Departamento de Justicia en su investigación por sobornos, chantaje, lavado de dinero y fraude electrónico contra FIFA durante más de dos décadas.

Aunque la escala de las acusaciones sobre Salt Lake City fue mucho menor, la crisis fue posiblemente más severa para el COI. El organismo estaba sujeto a estándares más altos debido a los valores éticos e ideales asociados con los Juegos Olímpicos.

"Fue más crítico para nosotros", dijo Pound vía telefónica desde Montreal. "Toda nuestra existencia pendía de un hilo. En cierto sentido, con el fútbol todos saben que está arreglado. No cuenta con la misma plataforma ética que nosotros".

La investigación de Pound derivó en la expulsión de seis miembros del COI, la renuncia de otros cuatro y serias advertencias en contra de muchos más. A diferencia del caso de FIFA, ningún miembro enfrentó cargos criminales.

Bajo el mando del presidente Juan Antonio Samaranch, el COI llevó expertos externos para ayudar a reconstruir el organismo. En menos de un año, el COI aprobó un paquete de reforma de 50 puntos en el que se incluía una prohibición de visitas a ciudades candidatas por parte de los miembros, la creación de un comité de ética independiente y limitaciones de términos.

"Tomamos el asunto en serio e hicimos lo que teníamos que hacer", dijo Pound. "No sé si FIFAesté dispuesto o sea capaz de hacer algo similar".

Aunque nadie considera al COI perfecto o libre de culpas, Pound recalcó que ahora la organización es vista de forma muy distinta.

"Todos aceptan que esos días han quedado en el pasado y que operamos con base en las mejores prácticas", comentó. "En ese sentido, somos un ejemplo para muchas otras organizaciones que realmente necesitan algo así".

¿FIFA tiene oportunidad de concretar una transformación similar?

"El problema con FIFA es que tienen muchos años con esto", dijo el ex director de mercadotecnia del COI, Michael Payne, a AP. "Es como morir de mil cortadas, te quita confianza".

Los procuradores estadounidenses presentaron cargos criminales contra los responsables de la candidatura de Salt Lake, Tom Welch y Dave Johnson, pero ambos fueron exonerados por un juez a mediados de su juicio federal.

En el caso de FIFA, el Departamento de Justicia ha acusado a 14 personas, incluyendo siete funcionarios que fueron arrestados en un operativo policial en un hotel de Zúrich la semana pasada. Las autoridades estadounidenses también investigan de cerca a Blatter, quien no ha sido acusado de manera formal.

Blatter anunció el martes sus intenciones de renunciar, cuatro días después de ganar las elecciones para un quinto periodo. Dijo que se mantendrá en el cargo hasta que pueda realizarse una nueva elección y hasta entonces, trabajará para reformar a la FIFA.

Mientras se desarrollaba el caso del COI, Samaranch también enfrentó solicitudes de renuncia, pero se aferró y los miembros lo respaldaron como el hombre que conduciría el proceso de reformas.

"Nuestra conclusión era que teníamos una mejor oportunidad con él ahí de conseguir las reformas que si traíamos a alguien más", comentó Pound.

Mientras el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y otros políticos han criticado a las autoridades estadounidenses por liderar la investigación en contra de FIFA, Pound señaló que no se puede escapar del "largo brazo de Estados Unidos".

"A veces es molesto que Estados Unidos muestre su autoridad", reconoció, "pero si eso no existiera, la situación se extendería".

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
55°