Los reprobados de la Copa América

México y Ecuador, los reprobados de la Copa América

En un torneo muy bondadoso en la primera ronda, en la que clasifican ocho de 12 equipos a cuartos de final, un equipo tiene que ser muy malo para quedar eliminado.

Es por eso que Ecuador y México son los grandes fracasos de la Copa América, aunque hay otros que se han salvado por el beneficio del sistema de competencia.

El grupo más fácil en el papel, el sector A, terminó siendo eso, muy accesible para el anfitrión Chile, que venció contundentemente a Ecuador (2-0) y a Bolivia (5-0), aunque tuvo algunos problemas en el empate ante México (3-3). Ahora a la Roja le espera un Uruguay complicado en cuartos de final, aunque de superar esa fase, parecer tener el camino libre pues no se enfrentará a Brasil o Argentina hasta en la final.

Bolivia se vio beneficiado por la mediocridad del rendimiento de mexicanos y ecuatorianos, pues a pesar de recibir siete tantos en tres partidos, avanzó a la siguiente ronda en donde enfrentará a Perú el jueves. Esta llave promete darnos a la revelación del torneo, pues no se esperaba que alguno de estos dos equipos llegara a la semifinal.

Ecuador es la selección que más decepcionó en el torneo. El representativo ecuatoriano ya había dado mucho que desear al quedar eliminado en la primera ronda del Mundial de Brasil y en esta oportunidad de reivindicación, volvieron a fracasar.

Desde la Copa América de Bolivia 1997, Ecuador no avanza a la segunda ronda del torneo continental y fue la sexta frustración consecutiva para ese país. El único juego aceptable de Ecuador fue la victoria de 2-1 sobre México en la última jornada.

Por su parte, el Tricolor, con un equipo “B”, no tenía muchas esperanzas de avanzar a las rondas finales del torneo, a pesar de que Miguel Herrera se afanó en decir que no llevaba un equipo secundario. Sin embargo, el seleccionado jugó como tal, como un conjunto de segunda mano.

Debutaron con un empate amargo (0-0) ante Bolivia, el rival que tenían que vencer, y solamente dieron una buena impresión en el empate ante Chile. El veterano Matías Vuoso y el joven Raúl Jiménez explotaron ante los chilenos pero fue demasiado tarde: ya habían dejado pasar puntos importantes ante Bolivia.

Los otros dos conjuntos eliminados en la primera ronda salieron del torneo con la frente en alto.
Jamaica, invitada al torneo y jugando con un equipo “B” pues también espera a la Copa Oro, terminó sin puntos, aunque dio buenos encuentros y sólo cayó por la mínima diferencia ante sus tres oponentes. Al final, la imagen que dio vuelta al mundo de Deshorn Brown, el jugador jamaiquino que le pidió un “selfie” a Lionel Messi en el último compromiso, lo dice todo: Jamaica estuvo contenta de participar.

En el complicado Grupo C, Venezuela solamente podía aspirar a un tercer puesto porque Colombia y Brasil eran los favoritos. Ese tercer boleto lo tendría que pelear ante Perú, aunque todo cambió cuando la Vinotinto venció a Colombia en el juego inaugural y comenzó a soñar con otro torneo inolvidable, como el de hace cuatro años cuando llegó a semifinales en Argentina 2011. Pero perdieron el vital segundo duelo ante Perú y luego poco pudieron hacer para evitar la derrota por 2-1 ante Brasil, que los dejó fuera, aunque deben estar orgullosos de su representativo.

Camino libre para Chile

Tras los 18 partidos disputados de la primera ronda, los beneficiados fueron los anfitriones pues tendrán un camino más fácil de lo esperado.

La mala noticia es que tienen que enfrentar a uno de los dos mejores terceros lugares, que sorpresivamente es Uruguay.

De pasar esa prueba, el camino a la final luce accesible pues se enfrentarían al ganador del Bolivia-Perú.

A los que le fue mal, fue a los otros favoritos: Argentina, Brasil y Colombia. La albiceleste tendrá que eliminarse contra los colombianos, a los que muy pocos pensaron que iban a terminar como terceros en su grupo. Los cafeteros solamente anotaron un tanto en los tres partidos y la Verdeamarelha los tuvo que rescatar de la deshonra de salir eliminados en la primera ronda.

Argentina, fiel a su estilo de jugar de menos a más en torneos importantes, comienza a carburar pero tendrá que dejar a un equipo colombiano que busca mejorar en los partidos más importantes, de eliminación directa.

Brasil, que jugará sin Neymar por el resto del campeonato, no asusta a muchos y menos a una aguerrida Paraguay.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
51°