Con una afición más unida que nunca, México vence a Islandia con cifra récord en Las Vegas

Sin llegar a ser una de sus entradas más grandes o impresionantes del Tricolor, México registró la noche del miércoles una taquilla de 30,617 aficionados para su encuentro ante Islandia en Sam Boyd Stadium de Las Vegas.  Fue la asistencia más grande para un partido de futbol en esta ciudad, que vio por primera vez jugar a México. 

La afición de Las Vegas, Minnesota, Utah, Denver y California respondió a un partido a mitad de semana, con dos selecciones que no llegaron con sus mejores hombres. Fue el primer partido del Tricolor en un 2017 en el que tendrá las Eliminatorias Mundialistas, la Copa Confederaciones y la Copa Oro. 

Algunos sectores de aficionados arribaron al Sam Boyd Stadium para declarar su desaprobación con varios temas políticos, desde su descontento con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto hasta otros mensajes como “Más Unidos que Nunca” en referencia a los difíciles momentos que se viven en Estados Unidos por el tema de inmigración.  

El partido fue de muchas llegadas, especialmente del combinado mexicano, que encontró la victoria con un gol solitario de Alan Pulido al minuto 21 a pase de Giovani Dos Santos.  

El jugador del Galaxy fue sustituido al medio tiempo, mientras que Rafa Márquez, la otra figura del Tricolor, pidió su cambio en la segunda mitad. 

Los dirigidos por Juan Carlos Osorio tuvieron varias oportunidades de gol en la segunda parte pero la mayoría de esos disparos se fueron por arriba del travesaño. 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group