Californiana sigue su pasión por escribir y el futbol en la Liga MX

La californiana Kim Tate recordó que cuando le contó a su familia y amigos en otras partes de Estados Unidos que se iba a mudar a Torreón, México, muchos le preguntaron si estaba segura de lo que iba a ser.

Las dudas que tenían sus seres queridos eran lógicas.  Al fin de cuentas, no es común que una “gringa” se mude a México a vivir en una ciudad desconocida y mucho menos para trabajar en un equipo de futbol.

“Cuando hacías Google hace tres años ‘Torreón’, las imágenes que salían no eran de lo mejor. Por su historia y por lo que la ciudad tuvo que pasar”, recordó Tate.

Pero la nacida en San Diego estaba determinada y en enero de 2015 se mudó a Torreón para asumir un puesto en el departamento de Comunicación en Santos Laguna y seguir su pasión por dos cosas:  escribir y el futbol.

Actualmente, Santos Laguna y Club Tijuana son los dos únicos equipos que tienen contenido en inglés en su departamento de Comunicación y una persona dedicada a informar en inglés sobre los acontecimientos del club.  

Las aventuras de Tate en el futbol mexicano realmente iniciaron cuando comenzó a cubrir partidos de la selección mexicana en Estados Unidos y al poco tiempo se interesó en cubrir a los Xoloitzcuintles en Tijuana.

Trabajó para varios sitios en inglés especializados en futbol, como Soccerly.com y Football.com.

“El cubrir el futbol mexicano para una chica estadounidense fue algo único y lo tomé como algo propio, me gustó tanto que me mudé a Tijuana”, indicó Tate. “Iba a Tijuana casi todos los fines de semana, solo por estar ahí, porque quería estar en México. Quería estar más en México que en Estados Unidos en ese tiempo de mi vida”.

Tate explicó que al cruzar la línea a Tijuana, se enamoró de su gente y del país.

“Me dio cosas para escribir, me dio una oportunidad para trabajar”, señaló Tate. “Siempre voy a tener un amor fuerte por Tijuana. Fue la primera ciudad que me hizo conocer México y fue la puerta para entrar a este país”.

En Torreón, Tate ayuda a forjar las relaciones internacionales con los medios en inglés, crear contenido, trabajar en la fundación de Guerrero de Corazón, y muchas cosas más.

Tate contó que a comparación de Tijuana, Torreón es una ciudad más tranquila y que le da mucha paz.

“Es muy callado, la gente es mi parte favorita, te hacen sentir como en familia”, expresó la amante de la “reliquia”, un platillo de Torreón.

Sobre su seguridad, de la cual muchos de sus familiares estaban preocupados, describió a Torreón como una ciudad “igual que cualquier otra ciudad del país en Estados Unidos,  con sus lados peligrosos y sus lados muy bonitos”.

Sus retos en una tierra extranjera

Como extrajera en México, Tate relató que tuvo sus retos, como lo fue el idioma y  ser mujer en un negocio de hombres.

“En Tijuana casi todos hablan inglés pero aquí tenía que aprender rápido. Y tienes que comunicarte bien en lo que hacemos”, señaló Tate.

Tate añadió que tuvo fortuna pues en Santos muchos de sus directivos hablan inglés, así como sus jugadores. 

“Al principio me sentía muy fuera del lugar, algo rara. El ser estadounidense y no hablar mucho español, no era fácil. Tuve que ganarme la confianza y respeto”, indicó.

Además, Tate contó que su ritmo de vida como “gringa” también tuvo que ajustarse a su nuevo ambiente.

“Como estadounidense, te acostumbras de tener urgencia para las cosas, todo tiene que hacerse ahorita y tiene que ser a tu manera, aquí es más relajado”, señaló.

Tate explicó que aún es poco común que una mujer esté sumergida en un equipo de Primera División de futbol en México pero que estaba agradecida de trabajar en un equipo que le da mucha oportunidad a la mujer.

“Fuimos el primer equipo que puso vestidores para réferis mujeres. No sé cuántas mujeres trabajan en el equipo pero somos muchas”, aseveró.

Tate ha tenido la fortuna de festejar un campeonato en la Liga MX y fue cinco meses después de haber llegado a Torreón, cuando Santos Laguna ganó el Clausura 2015 al doblegar al Querétaro de Ronaldinho en la gran final.

“Festejamos toda la noche hasta la madrugada. Luego tuvimos un desfile al día siguiente”, expresó Tate. “Fueron las mejores 48 horas de mi vida”.

“En el futbol hay varios altibajos, pero ha sido una experiencia increíble”, indicó Tate. “La forma en la que piensa Alejandro [Irragorri, presidente de Santos]... es el equipo que más piensa en el futuro”.

“Me ha dado oportunidades que probablemente no habría tenido en Estados Unidos”.

Santos Laguna juega este sábado en Los Ángeles cuando enfrente al Club León a las 6 p.m. en el StubHub Center en partido amistoso.

Tate puede ser seguida en Twitter en @KimTaate 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group