Ex directivo sí habría recibido dinero

Revelan que Jack Warner, exvicepresidente de la FIFA y ex titular de la Concacaf, recibió dinero de un magnate catarí.

Warner recibió 1,2 millones de dólares en 2011 del multimillonario Mohamed Bin Hammam, ex miembro ejecutivo de la FIFA en Catar, poco después de que Qatar fuera elegida sede del Mundial de Fútbol en 2022, según publica un diario trinitense.

El periódico Trinidad Express asegura haber obtenido documentos oficiales que "demuestran" que Bin Hammam pagó 1.212.000 dólares estadounidenses en una transferencia electrónica a la cuenta privada del trinitense en el Banco Intercomercial, sucursal de Chaguanas (Trinidad y Tobago), el 14 de julio de 2014.

Este pago, y siempre según el periódico, ocurrió luego de que un mes antes la compañía de Bin Hammam, Khalid Electrical and Mechanical Est, intentara sin éxito transferir tres pagos, que sumaban 1,2 millones, desde una cuenta en EE.UU. a cuentas de los hijos de Warner, Daryan y Daryll, y de su asistente personal.

El político trinitense de 72 años, que está acusado en el escándalo de corrupción en la FIFA destapado por la Justicia de EE.UU. y sobre el que pesa una orden de arresto de la Interpol, ha negado en repetidas ocasiones las acusaciones de haber recibido o pagado sobornos.

Entre ellos, se le imputa haber pagado en un sobre 40.000 dólares estadounidenses a delegados de la Unión Caribeña de Fútbol.

En marzo de 2014, el periódico británico Daily Telegraph ya publicó una información denunciando este pago a cambio de que Warner apoyara la candidatura de Catar para el Mundial de Fútbol de 2022.

Según el rotativo, el FBI estadounidense ya estaba investigando en aquel entonces a Warner y sus presuntos vínculos con la elección de Catar como sede del Mundial, una de las decisiones más controvertidas de la historia deportiva de la FIFA.

En la actualidad, la Justicia de EE.UU. investiga también si Warner desvió a cuentas de su uso personal 750.000 dólares estadounidenses destinados a las víctimas del terremoto de Haití de 2010, según citó este martes la cadena británica BBC.

El medio de comunicación alega que Warner recibió esos fondos de la FIFA y la federación coreana de fútbol con el propósito de ayudar a reconstruir el país tras el desastre.

Por otra parte, el actual secretario general de la FIFA, Jérome Valcke, negó hoy que la organización tenga algo que ver con los 10 millones de dólares que en 2008 Warner habría recibido a cambio de su apoyo a Sudáfrica como anfitrión del Mundial de Fútbol en 2010, tal y como denunció recientemente el expresidente del Comité Organizador de aquella competición, Danny Jordaan.

Según Jordaan, los 10 millones de dólares se pagaron a la Confederación de Fútbol de América del Norte, Central y el Caribe (Concacaf) para promover el desarrollo del fútbol en la zona.

Sin embargo, según la investigación del FBI, Warner, que era entonces presidente de la Concacaf, recibió el supuesto soborno para votar por Sudáfrica y conseguir el apoyo para esta candidatura de otros dos miembros con derecho a voto.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
88°