Iker Casillas se va del Real Madrid

Casillas entró a la cantera del Madrid a los 9 años y su historia es un sueño hecho realidad

Iker Casillas, uno de los mayores mitos del futbol español, abandona el Real Madrid después de 25 años en el club, 16 temporadas en la elite y una recta final amarga, cuestionado por su rendimiento deportivo y otras razones extra deportivas.

El arquero se marcha al Porto de Portugal los próximos años, según informó el Madrid en un comunicado.

El Madrid señaló en el comunicado: "Hay en este adiós millones de sensaciones y una memoria cargada de esperanzas, de ilusiones, de sacrificios, de esfuerzo y de triunfos únicos. Iker Casillas ha hecho que nuestro escudo sea aún más grande. Él ha sido nuestro capitán y aquí ha forjado su leyenda desde que llegó siendo un niño con tan solo nueve años de edad".

Casillas entró a la cantera del Madrid a los 9 años y su historia es la de un sueño hecho realidad: triunfar en el equipo de tu ciudad defendiendo sus colores. Debutó en la primera plantilla en 1999 y a lo largo de estos años conquistó tres Ligas de Campeones, cinco Ligas y dos Copas del Rey, entre otros trofeos.

La leyenda del portero se agrandó en la selección. Capitaneó la mejor generación de jugadores españoles de la historia, que ganó dos Eurocopas (2008 y 2012) y el Mundial de 2010 de forma consecutiva. Casillas levantó los tres títulos.

Su fama como uno de los mejores arqueros del mundo, titular indiscutible, ídolo de masas y símbolo intocable del Madrid quedó en entredicho durante la etapa del portugués José Mourinho en el banquillo merengue (2010-2013).

Mourinho cuestionó abiertamente su rendimiento entre acusaciones veladas de traición al vestuario y condenó a su estrella a la suplencia.

No levantó cabeza desde entonces.

A sus 34 años y el sueño confeso de disputar la Eurocopa de Francia 2016 con España, el arquero busca una última oportunidad en el Porto. El equipo portugués es casi una garantía de titularidad.

Porto perdió la última Liga ante el Benfica y fue eliminado por el Bayern Munich en los cuartos de final de la Liga de Campeones. Además de con el técnico español Julen Lopetegui, coincidirá con varios futbolistas de su país como Cristian Tello, Adrián López y Oliver Torres.

La trayectoria de Casillas está salpicada de momentos inolvidables en el Madrid. Ganó su primera Copa de Europa con 19 años. La segunda llegó apenas dos años después y fue un punto de inflexión en su carrera. Casillas salió desde el banco por la lesión del arquero titular César López y varias intervenciones en la recta final del partido fueron determinantes para dar la victoria al Madrid contra el Bayern Leverkusen.

Casillas asumió entonces la titularidad indiscutible de la portería blanca. Fue elegido cinco veces, entre 2008 y 2012, el mejor arquero del mundo por la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol.

Pero no fueron los mejores años del Madrid, muy superado por el Barcelona en Liga y eliminado en octavos de final de la Copa de Europa durante ocho años seguidos. El club recurrió a Mourinho, el único entrenador que había sido capaz de frenar al Barsa.

El traspaso de Raúl González, otro mito del Madrid que salió por la puerta de atrás, dejó la capitanía en manos de Casillas nada más llegar Mourinho. La relación entre ambos nunca fue sencilla y se fue torciendo con el tiempo hasta terminar en guerra total.

Mourinho sentó a Casillas en 2012 por cuestiones teóricamente deportivas. Pero la prensa local aireó que la verdadera razón fue la conversación telefónica que mantuvieron Casillas y el capitán azulgrana Xavi Hernández para apaciguar los ánimos de la selección tras una serie de polémicos clásicos. El portugués se tomó el gesto como una traición.

La pérdida de confianza y las críticas de un sector del madridismo minaron la moral de Casillas. Diego López se hizo con la titularidad y la mantuvo durante el primer año de Carlo Ancelotti.

Sin embargo, Casillas disputó la Copa del Rey y la Liga de Campeones, y el Madrid terminó ganando ambos títulos en 2014. Casillas fue el encargado de levantar la ansiada 'Décima' en Lisboa tras la victoria contra el Atlético de Madrid. Una foto que quedará para siempre en la historia del club.

El empuje de la victoria no dio más confianza a Casillas. Su pobre actuación el Mundial de Brasil, especialmente en la dolorosa derrota por 5-1 ante Holanda en el debut de La Roja, volvió a convertirle en blanco de las críticas.

Ancelotti, sin embargo, dio la titularidad a Casillas la temporada pasada pese a la incorporación de Keylor Navas y el batacazo mundialista. El Madrid conquistó el Mundial de Clubes, pero se quedó en blanco en el resto de competiciones, mientras su némesis barcelonista ganaba el triplete.

Sectores del Bernabéu, enterrando la memoria del pasado, volvieron a culpar a su capitán, que fue recibido en el estadio con división de opiniones —silbidos y aplausos— los últimos partidos del año. Casillas pone fin con este traspaso a una etapa en la que ha sido guardián absoluto del arco madridista.

La rumorología apunta al interés del Madrid por David de Gea, actualmente en el Manchester United.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
58°