En el 'Piojo' del huracán

Hace exactamente un año, los festejos de Miguel Herrera tras la victoria contra Croacia en el Mundial de Brasil le dieron la vuelta al mundo.

El 'Piojo' era el héroe, había resucitado a una Selección que avanzó a la Copa del Mundo a través del Repechaje, contra Nueva Zelanda, después de una eliminatoria de pesadilla, de la mano de José Manuel de la Torre y Víctor Manuel Vucetich.

Aunque México se quedó en los Octavos de Final por sexto Mundial consecutivo, la imagen que dejó el equipo de Herrera fue buena y prometedora, sin embargo, el idilio parece haber llegado a su fin.

Los mensajes de Herrera a través de Twitter a favor del Partido Verde Ecologista de México, en pleno día de las elecciones, derrumbaron la buena imagen que el 'Piojo' se había ganado entre la afición. Desde entonces, los reclamos y burlas a través de esa red social no han parado.

Los festejos eufóricos tras los goles en el Mundial y su famosa frase: "No soy guapo, pero estoy de moda", parecen haber quedado atrás. El DT ya no se muestra tan abierto como antes y es evidente que la presión le está ganando.

La temprana eliminación de México en la Copa América, sus declaraciones evasivas y su tendencia a culpar a otros por los fracasos de su equipo han provocado desencanto entre quienes veían positiva su continuidad aun después de la derrota frente a Holanda en Octavos de Brasil 2014.

Herrera se puso como objetivo llegar la Final de la Copa América y ganar el título en la Copa Oro. Ya falló en el primero.

La exposición en los medios de comunicación, la cual era entendible en época mundialista y hasta causaba gracia y empatía, comenzó a hartar a la afición.

Su protagonismo llegó al colmo cuando apoyó al Verde durante la veda electoral, pues ese día él y la Selección estaban en Brasil, así que no votaron.

La crisis que vive Herrera no es exclusiva de él, pues sus antecesores también pasaron del amor al odio.

José Manuel de la Torre
Su mal manejo con la prensa terminó por cobrarle factura, sobre todo porque los resultados positivos nunca llegaron y dejaron al Tri al borde de la eliminación rumbo a Brasil 2014.

'Chepo' llegó al Tri en octubre del 2010 y en el verano del 2011 conquistó el título de la Copa Oro, sin perder un solo partido; un año después, México ganó su primera medalla de oro en los Olímpicos, en Londres 2012.

Todo estaba acomodado para un proceso de cuatro años sin dramas, pero en 2013 el equipo se quedó en Semifinales de la Copa Oro, no pasó de la fase de grupos de la Confederaciones y en el Hexagonal de la Concacaf todo se derrumbó. La derrota contra Honduras en el Azteca fue el último capítulo de Chepo con el Tri.

Javier Aguirre
Con la etiqueta de salvador que se ganó tras relevar a Enrique Meza y llevar a México al Mundial Corea Japón 2002, Javier Aguirre pintaba para llevar a México al quinto partido en Sudáfrica 2010.

La imagen del 'Vasco' apasionado y que hablaba de frente comenzó a caer de la gracia de la afición cuando en la lista final incluyó a futbolistas como Adolfo Bautista, Óscar Pérez y Guillermo Franco.

El truene llegó el día previo al partido de Octavos, contra Argentina. En su conferencia de prensa se le notó distraído y molesto, con la cabeza agachada y la cachucha tapando su rostro. Se enojó porque algunos integrantes de la prensa mexicana hicieron una fiesta de despedida, pues no confiaban en el pase a Cuartos. México perdió 3-1 contra Argentina.

Sven Goran-Eriksson
Llegó como un técnico de renombre, había llevado a Inglaterra a Cuartos de Final en Corea Japón 2002 y Alemania 2006, y tenía una filosofía distinta a la que se conocía en México. La afición alabó la llegada del sueco, pues pintaba para poner al Tri en la élite.

Duró en el puesto de junio del 2008 a abril del 2009. Su poco conocimiento del medio local, los resultados adversos en el Hexagonal y su decisión de disfrazar con un partido de homenaje su determinación de eliminar a Cuauhtémoc Blanco de la Selección, por indisciplina, le costaron su cargo.

Tras su salida, Eriksson dijo que vivió un año nefasto al frente de México, pues los directivos se metían en el manejo del equipo y nunca lo dejaron trabajar como él hubiera querido.

Hugo Sánchez
Con el bicampeonato con los Pumas en el 2004 y su mentalidad ganadora como su cartas de presentación, su llegada al Tri fue aplaudida, pues además se trataba de uno de los más grandes ídolos del futbol mexicano.

Llegó a relevar a su antagonista, Ricardo La Volpe, quien completó su proceso de cuatro años en Alemania 2006 y no renovó su contrato.

El Tri del 'Pentapichichi' brilló en la Copa América, con un inspirado Nery Castillo, a quien Hugo logró llevar al Tri después de varios intentos fallidos de La Volpe.

Sus declaraciones triunfalistas llegaron a cansar, sobre todo después de fracasar en el Preolímpico rumbo a Beijing 2008. México se quedó en la fase de grupos y el técnico fue cesado.

Ricardo La Volpe
No tuvo resultados cuestionables. Clasificó sin contratiempos a Alemania 2006, como lo prometió, fue campeón de la Copa Oro y llegó a Semifinales de la Confederaciones, con un futbol brillante.

Pero en el Mundial todo cambió: su actitud denotaba que la presión se lo comía y el futbol del Tri apenas alcanzó para vencer a Irán, empatar con Angola y perder frente a Portugal. El Tri dio su mejor partido del Mundial contra Argentina, en Octavos, pero quedó eliminado con un golazo de Maxi Rodríguez.

Llevaba una mala relación con la afición y la prensa, lo que evidenció días antes del Mundial, cuando, en aparente estadio de ebriedad, dio una entrevista en la que criticó a su plantel y en especial a Francisco Fonseca.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
52°