Nuevamente le sacan de la bolsa el resultado al Galaxy de Giovani Dos Santos

El Galaxy, que no había ganado en cinco encuentros, estuvo cerca de lograr el triunfo el sábado por la noche pero cedió otro tanto en los últimos segundos ante el Real Salt Lake y regaló el empate 1-1 en el StubHub Center de Carson.

El Galaxy ya había perdido una ventaja de 3-1 al empatar 3-3 el miércoles por la noche en Houston y nuevamente volvió a perder la concentración en los minutos finales. 

Klye Beckerman le dio el empate en tiempo de compensación a un Real Salt Lake necesitado del resultado para tener esperanzas de  avanzar a los playoffs. 

El Galaxy ya está eliminado de cualquier oportunidad de playoff, mientras que el Real Salt Lake rescató un punto y llegó a 42 unidades en la Conferencia del Oeste, aún afuera de la "fiesta grande".

“Debímos haber metido ocho goles. Cuando teníamos igual número de jugadores, tuvimos tres oportunidades buenas", dijo Sigi Schmid, entrenador del Galaxy. "Necesitas definir desde un inicio. Cuando no terminas esas oportunidades, el otro equipo se crece. Comienzan a pensar que tienen una oportunidad y se crecen".

El conjunto galáctico encontró alivio desde el primer tiempo cuando Marcelo Silva fue expulsado por una falta sobre el mexicano Giovani Dos Santos, lo que le dio el control del partido al equipo angelino desde el minuto 17.

Una de las jugadas clave del partido fue la tarjeta roja sobre Silva, quien derribó a Dos Santos. El árbitro Rubiel Vázquez primero había amonestado al agresor cuando este se dirigía solo a la portería. Ante los reclamos de los galácticos, el árbitro vio la repetición en el VAR (asistencia de video) y corrigió el color de la tarjeta a rojo.

El Galaxy ya se había acercado en el marcado tras un disparo que pegó en el poste de Romain Alessandrini, una falla de Bradford Jamieson y otro del mismo Alessandrini frente al portero.

Fue entonces que Real Salt Lake jugó mejor hasta que al minuto 40, Jermaine Jones sirvió para Bradford Jamieson, quien de media vuelta anotó un golazo al vencer a Nick Rimando.

El segundo tiempo fue de control galáctico pero tuvo llegadas en ambos lados de las porterías, que emocionaron a los 20,324 aficionados en el estadio.

Cuando el Galaxy estaba cerca de saborear los tres puntos, hubo un tiro libre en los linderos del área grande le quebró toda ilusión de victoria. Clément Diop hizo una enorme atajada en el tiro libre, pero Beckerman remató a gol, para quebrarle el corazón a los angelinos. 

"Hay jugadores que están tratando sacar esto adelante. Hay otros que no", dijo Schmid. "Tratamos de meter el segundo gol, si en lugar  hubiesemos quemado tiempo, probablemente no hubiertan tenido el tiro libre".

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group