Opinión

Cómo la FIFA la hizo de Cupido sin darse cuenta

Para algunos mexicanos, la experiencia de viajar a Rusia no solo significa seguir a su selección por todos los estadios, no solo es visitar las atracciones turísticas del país; no, también algunos aprovechan el viaje para poder encontrar su media naranja o al menos poder tener una experiencia amorosa internacional mientras se encuentran aquí. Pero los que conocemos a los latinos sabemos que siempre están en búsqueda de una pareja con la cual pasar un buen rato, es por eso que nos sorprendimos al ver cómo la FIFA la hizo de Cupido sin darse cuenta.

El buscar ligar cuando se encuentran de viaje en estas competencias es algo normal en nuestros paisanos; la promesa de algo exótico, mujeres diferentes a las de nuestro país emociona a los seguidores del Tricolor, pero curiosamente la FIFA facilitó las cosas para todos aquellos que le quieren hacer al “Don Juan”.

¿Pero cómo lo hizo? A partir de este año, para ingresar a un estadio de futbol donde se lleve a cabo un juego de Copa Confederaciones o Mundial es necesario contar no solo con el boleto correspondiente, sino también con una identificación llamada Fan-ID; con esta credencial, los aficionados están debidamente reconocidos con fotografía y nombre, tanto en alfabeto latino como en cirílico, de manera que tanto locales como extranjeros puedan entender cómo se llama cada uno de los fans que van a los inmuebles de esta competencia.

Y esto ha convertido el reto de ligar en Rusia en algo más sencillo. En los estadios de la copa hemos visto como aficionados mexicanos se acercan a las rusas, las tratan de saludar en inglés o español, para que luego se acerquen un poco más y traten de leer sus nombres escritos en el Fan-ID. Esto ocasiona que las mujeres locales suelten tremenda carcajada y sonrían, ya que la pronunciación es muy diferente al español, y el hielo que separaba a estas dos personas se rompa; por lo que se comienza a entablar una conversación que puede terminar en una noche bailando en algún lugar de la ciudad o incluso en una relación más duradera.

Así, en cada una de las fotos que se han visto de esta copa, vemos como los fanáticos al balompié portan con orgullo su Fan-ID, no solo para entrar a los estados sino para poder ser reconocidos por los visitantes de otros países que vienen a Rusia a pasar un buen rato.

La Federación Internacional de Futbol Asociación quizás nunca imaginó que una medida precautoria para identificación de todos los que disfrutan de este deporte pudiera funcionar para encontrar al amor en tierras rusas. Por lo tanto, todos los que pudieron ligar sin problemas, seguramente estarán agradecidos de cómo la FIFA la hizo de Cupido sin darse cuenta.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°