Deportes Futbol

El 'Pin' Plata dijo que fue amenazado por unirse a la Comisión Normalizadora de Fedefut

En octubre del 2016, la FIFA sacudió al futbol guatemalteco al suspenderlo de manera indefinida de toda actividad internacional. El máximo rector del futbol mundial había exigido en varias ocasiones que la Federación Guatemalteca de Futbol (Fedefut) se alineara a los estatutos del organismo y por no hacerlo debidamente, la castigó.

Dieciocho meses después la suspensión fue levantada.

La Fedefut informó el 8 de mayo a la FIFA que había aceptado la renuncia de los integrantes de su Comité Ejecutivo, que no era reconocido por la FIFA y Concacaf, y un día después, representantes de ambas organizaciones visitaron al país chapín para evaluar la situación e indicar los pasos a seguir.

Juan Carlos Plata, quien es uno de los nuevos miembros apuntados a la Comisión Normalizadora de la Federación Guatemalteca avalada por la FIFA y Concacaf, dijo que buscan normalizar y arreglar lo malo que dejó el Comité anterior en la Federación.

El legendario jugador visitó a HOY Deportes en Los Ángeles junto al entrenador Walter Claverí, previo a los amistosos que la selección de Guatemala tendrá contra Argentina el próximo 7 de septiembre, en el Coliseo Memorial, y el 11 de septiembre contra Ecuador en el Toyota Park de Bridgeview, Illinois.

Tras tomar posesión, como se esperaba, la Comisión descubrió muchos problemas en la documentación que llevaban de seis a siete años sin resolver, además de grandes gastos innecesarios, como explicó ‘El Pin’.

“Nos hemos encontrado con personal contratado casi con un 50% más de lo que normalmente tiene una federación”, señaló. “Estamos tratando de encontrar la manera de ser lo más claro y ecuánime posible”.

La Comisión, de cinco miembros, tiene hasta mayo del próximo año para cumplir con las exigencias de la FIFA y corregir el camino. Junto a Plata, los que componen dicha organización son Juan Carlos Ríos (presidente), Mario Fredy Soto Ramos, Javier Medrano y Ovidio Ottoniel Orellana Marroquín.

Entre los estatutos que FIFA solicita a la Comisión está la formación de varias subcomisiones que incluyen el departamento arbitral, médico, técnico, ético, legal y otros más. Además de la reactivación de todas las selecciones y licenciamientos de los clubes del campeonato local.

“Hemos visto casos en el que el canchero es el técnico, sin licencia… todo eso hay que corregirlo. No tiene el curso y tenemos que resolver y regular todo esto, pero lo que muchos no saben es que tenemos solo un año, desde mayo, para corregir todo. Habrá que ver qué podemos resolver”.

Según Plata, FIFA envió a dos personas para hacer un seguimiento a las peticiones y evaluar el funcionamiento de ellas, presentando un reporte a su regreso. Basado en lo que estas personas encuentren entonces se tomarán acciones de corregimiento o si es necesario darles más tiempo.

Desde que Plata decidió aceptar la invitación del presidente de la Comisión para este proyecto, aseguró que no ha sido nada fácil pues ha sentido que hay sectores en el futbol guatemalteco que no reciben de buena manera los cambios requeridos, además que en ocasiones se siente atacado.

“Me pasa por la mente decirle al presidente ‘mira, hasta aquí llego, yo no vine aquí para que mi nombre se ponga abajo’”, confesó uno de los máximos anotadores de la selección de Guatemala y del club Municipal. “Momentos antes de hablar con FIFA y los de Concacaf, recibo una amenaza directamente, que por qué me iba a meter a estas cosas. Me decían que era mejor desistir y que conocían a toda mi familia. Desde ese momento no he vuelto a recibir más llamadas o avisos de esos”.

Reactivado el proceso

El “profe” Claverí había tomado la selección en sus últimos cuatro partidos de la eliminatoria de Concacaf para el Mundial de Rusia 2018, de la que los chapines salieron eliminados por diferencia de goles con Estados Unidos, quienes entraron al Hexagonal final.

A pesar de que Guatemala salió eliminada, la gran mayoría de aficionados y medios habían mostrado su satisfacción con el cambio notable en el funcionamiento del equipo y el futuro se veía prometedor.

Sin embargo, el castigo impuesto por FIFA les “cortó las alas” y congeló ese avance futbolístico logrado. El técnico había quedado prácticamente en el limbo y con dudas sobre su continuidad en la selección.

“Todo sucedió muy rápido”, recordó Claverí. “Cuando nos cae la sanción, pues, es un golpe duro que con honestidad renunciamos al contrato que teníamos con la selección. No tenía sentido seguir cobrando un año más cuando la selección no tenía competencia y me fui a mi antiguo equipo. Sí, hubo momentos en que uno piensa ‘esto no tiene un camino a futuro que valga la pena’”.

Desde el anuncio de la FIFA y la creación de la Comisión, se han reactivado casi todos los procesos de selección y solo falta que se complete el de la Sub-23 con la contratación de nuevos entrenadores.

“Hay mil problemas que resolver”, destacó Claverí. “Están resolviendo un problema e inmediatamente les aparece 10 más y ha sido muy complejo. Por lo pronto ya ha vuelto el futbol a Guatemala y hay que corregir el camino”.

Sigue a Jad en Twitter, Instagram y Facebook: @jadelreda

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
69°