EEUU pide extraditar a funcionarios de FIFA

Los implicados enfrentan penas por unos 20 años de cárcel

Estados Unidos remitió una petición formal a Suiza para extraditar a siete funcionarios de la FIFA arrestados en Zurich el pasado mayo dentro de una investigación por corrupción que ha sacudido al órgano rector del futbol mundial.

La Oficina Federal de Justicia de Suiza dijo que las solicitudes fueron recibidas el 1 de julio por parte de la embajada estadounidense en Berna, dentro del plazo máximo de 40 días fijado en su tratado bilateral, luego que los siete directivos fueran arrestados el 27 de mayo.

Los siete miembros, incluyendo tres integrantes o ex integrantes del comité ejecutivo, enfrentan penas por unos 20 años de cárcel, y ya se han opuesto a la extradición.

Las peticiones se basan en una investigación federal estadounidense sobre una supuesta red de pagos de sobornos y asociación ilícita valorada en más de 150 millones de dólares y en la que estarían implicados altos funcionarios del órgano rector del fútbol mundial durante los últimos 24 años.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos publicó la acusación contra 14 funcionarios del deporte y mercadeo el pasado mayo, luego de una supuesta red de corrupción ligada al otorgamiento de derechos de transmisión de torneos internacionales en América del Norte y del Sur.

"Se cree que estos crímenes se acordaron y planearon en Estados Unidos, y los pagos fueron a través de bancos estadounidenses", dijo el Ministerio de Justicia de Suiza.

Los siete implicados tendrán audiencias ante la policía de Zurich y se les otorgará un plazo de 14 días para responder a las autoridades federales con respecto a la solicitud de extradición, comentó el ministerio suizo de justicia.

Será entonces que las autoridades suizas tomen una decisión "en unas pocas semanas" sobre si extraditarlos o no. La decisión puede ser apelada.

Entre los siete acusados están el vicepresidente de FIFA, Jeffrey Webb, de las Islas Caimán, y el uruguayo Eugenio Figueredo, quien fue arrestado dos días antes de que expirara su periodo como vicepresidente de FIFA.

El presidente de la Federación de Fútbol de Costa Rica, Eduardo Li, fue arrestado dos días antes de que se integrara de manera formal al comité ejecutivo de FIFA.

El ex mandatario de la federación brasileña, José Maria Marin, quien lideró el comité organizador del Mundial 2014 y es miembro del panel de FIFA que organiza los torneos varonil y femenil en los Juegos Olímpicos del año entrante.

Los otros son el presidente de la Asociación de Venezuela, Rafael Esquivel, el nicaragüense Julio Rocha, encargado de la oficina de desarrollo, y Costa Takkas, británico que trabaja para el presidente de CONCACAF, Webb.

Entre los otros siete, de los 14 implicados, se encuentra el ex vicepresidente de FIFA, Jack Warner, de Trinidad y Tobago, y el ex miembro del comité ejecutivo de FIFA, Nicolas Leoz, de Paraguay, ex presidente de CONMEBOL.

Warner y Leoz, quienes dejaron la FIFA en 2011 y 2013 respectivamente, para evitar sanciones por comportamiento poco ético, disputan la extradición desde sus países natales.

Otros cuatro sujetos se han declarado culpables, entre los que se encuentran el ex miembro del panel ejecutivo de FIFA, el estadounidense Chuck Blazer, así como dos hijos de Warner.

En la acusación se revela que Blazer admitió ser parte de un esquema de sobornos por 10 millones de dólares, junto con Warner, para respaldar la candidatura de Sudáfrica para albergar el Mundial de 2010.

Las autoridades estadounidenses han confirmado que el presidente de FIFA, Joseph Blatter, también es un objetivo de la investigación.

"Quien me acuse de corrupto tendrá que demostrarlo", dijo Blatter en extractos de una entrevista dada a conocer el miércoles por el semanario alemán Bunte. "Pero nadie lo puede hacer, porque no soy corrupto".

Blatter no puede ser extraditado de su natal Suiza hacia Estados Unidos sin su consentimiento.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
59°