Donald Trump podría dejar a Estados Unidos, México y Canadá sin el Mundial de 2026

Donald Trump podría dejar a Estados Unidos, México y Canadá sin el Mundial de 2026

Esta semana el Consejo de la Ciudad de Los Ángeles consideró una proposición para buscar albergar eventos del Mundial de 2026.

El Rose Bowl de Pasadena y el nuevo estadio de la NFL que se está construyendo en Inglewood, también están en la carrera para ser sedes de cotejos mundialistas.

Lo único que necesitan ahora, es un Mundial.

Y esto ya no se ve tan seguro como parecía ser hace algunos meses.

La candidatura conjunta de México, Canadá y los Estados Unidos para traer el evento futbolístico más grande de regreso a Norte América por primera vez desde 1994, es impresionante.

Los tres vecinos ya cuentan con la infraestructura y experiencia para montar un evento global pues entre ellos han celebrado 12 torneos de alto perfil de la FIFA.     

Marruecos -un pequeño país del norte de África, que es casi del tamaño de California con casi con la misma cantidad de población- fue la única otra nación que presentó una candidatura para el Mundial de 2026, el cual contará con 48 selecciones para ser el torneo más grande de la historia.  

Pero para hacer las cosas bien, y porque sus normas lo exigen, la FIFA sostendrá un voto en junio para definir el asunto. Y esto puede ser problemático para los norteamericanos.   

El mes pasado, Steve Goff del Washington Post reportó que personas cercanas a la candidatura de Norte América, estaban expresando de manera privada algo de preocupación debido al creciente sentimiento antiestadounidense que tiene a algunas naciones inclinándose para votar por Marruecos, que apenas nombró a un presidente y que aún no tiene un portal de internet.    

Pero es probable que indirectamente el presidente Donald Trump le esté dando una mano a los marroquís. Trump continuamente ha buscado implementar su prohibición de viajes que le negaría la entrada al país a ciudadanos de algunas naciones africanas. Y recientemente, supuestamente dijo que los nigerianos vivían en chozas y llamó a algunas naciones del continente africano “países de mier..”. Todo esto seguramente ayudaría a la campaña de Marruecos.

“En África hay solidaridad”, contó un presidente de una federación al New York Times. “Entonces nos sentimos ofendidos y no estamos felices. Y por supuesto que esto no es bueno para los americanos”.    

La Unión Africana ha exigido una disculpa, pero no parece que el presidente la ofrecerá ya que ha negado que hizo las polémicas declaraciones.   

Aunque Trump ya no sería el mandatario para 2026, naciones en África y en otros lados, están contemplando apoyar a Marruecos como una manera de expresar su enojo.   

La participación de Canadá y México en la candidatura norteamericana puede hacer poco para convencer a los opositores, pues los votantes saben que 60 de los 80 partidos de la justa serían celebrados en EE.UU.    

La fecha límite para presentar la documentación final de la candidatura es el 16 de marzo, y la ganadora seria seleccionada durante el congreso de la FIFA en Moscú de junio.

Por primera vez los 207 países miembros de la FIFA que no presentarán candidaturas, tendrán votos que valen lo mismo.    

Lo que todavía es más peligroso para la candidatura norteamericana es el hecho de que históricamente naciones suelen votar en bloques -esto significa que África, la confederación mas grande de la FIFA con 57 países, probablemente le dará todos sus votos a Marruecos.   

La confederación africana se reunirá el mes próximo para hablar sobre cuál será la candidatura que van a respaldar. Sí se llega a una decisión unánime, Marruecos tendrá más de la mitad de los  votos que necesita.     

Varios países del Golfo y del Medio Oriente también podrían apoyar a Marruecos, unos por cuestiones culturales y otros como Siria, Irán, Jordania por razones políticas.     

Los norteamericanos por su parte cuentan con el respaldo de las 14 naciones de Oceanía y seguramente tendrán todos los 38 votos de Concacaf, su confederación.   

Pero Sudamérica, que vio casi una docena de individuos enfrentar acusaciones en el caso de corrupción de la FIFA en 2015 por parte del Departamento de Justicia de EE.UU., puede representar un problema.

Para algunos ahí, un voto en contra de la candidatura que es liderada por los estadounidenses, sería una represalia. La diplomacia mexicana podría ser requerida para conseguir los votos.     

La UEFA parece estar dividida sobre el tema. Naciones como Francia y España posiblemente consideren darle sus votos a Marruecos debido a que es un país cercano a ellas, mientras que otras se mantienen firmemente detrás de los norteamericanos.

Si parece descabezado poner a Marruecos por encima de Norte América, es por que lo es.   

EE.UU., México y Canadá han celebrado seis mundiales mayores entre sí –tres para los hombres y tres para las mujeres- incluyendo el evento de 1994, que ha sido el más lucrativo y concurrido en la historia. Marruecos actualmente está albergando la Copa Africana de Naciones de 16 equipos; es la competencia más grande que han organizado.        

La FIFA requerirá estadios con capacidad para por lo menos 40,000 personas para todos los 80 cotejos del Mundial de 2026.  EE.UU. por su parte, tiene 130 recintos con este aforo; Marruecos ostenta seis, y ninguno es lo suficientemente grande para ser sede del partido inaugural o la final.  

Marruecos, que es candidata por quinta ocasión, necesitaría hacer una enorme inversión para poder cumplir de una manera modesta con los estándares de la FIFA.   

Las oportunidades comerciales para un Mundial norteamericano también serian mucho mayores que las que los marroquís puedan ofrecer.

EE.UU. ya ha estado en la misma posición en el pasado. Era la inmensa favorita para ganarse los derechos para albergar el Mundial de 2022, pero perdió con Qatar -un caloroso reino del Medio Oriente más pequeño en territorio y población que el Condado de Los Ángeles.

La semana pasada los marroquís anunciaron que habían contratado a la empresa Vero Communications de Londres, la cual ayudó a Catar con su exitosa candidatura, para formar su campaña.  

Vero también ayudó a París a quedarse con los Juegos Olímpicos de 2024; Los Ángeles también había presentado una candidatura para este evento.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
67°