Costa Rica sacó un empate que le mantiene con aspiraciones

Costa Rica sacó un empate que le mantiene con aspiraciones

La selección de Costa Rica remontó un gol de desventaja en la recta final del partido que empató a 2-2 ante Corea del Sur dentro de la segunda ronda del Grupo E del Mundial de fútbol femenino Canadá 2015 y se mantiene con posibilidades de estar en los octavos de final.

Después de haberse puesto por delante en el marcador al minuto 17 tras el gol conseguido por la joven delantera Melissa Herrera, de 18 años, que superó por velocidad a la defensa surcoreana, Costa Rica se vio superada por el fútbol de poder físico que impuso Corea del Sur, que tomó el control del partido y del marcador al conseguir dos en un intervalo de cuatro minutos.

El primer gol de las surcoreanas llegó al minuto 21 por mediación de Ji Soyun, que transformó un penalti, con que había sido castigada Costa Rica por la árbitro italiana Carina Vitulano, tras cometer un derribo dentro del área la centrocampista Cristín Granados, que luego fue la mejor de su equipo y del partido.

Antes que la defensa de Costa Rica hubiese podido asimilar el gol, Corea del Sur lo aprovechó al máximo y al minuto 25 era la centrocampista Jeon Gaeul la que conseguía el 2-1 del equipo asiático, resultado con el que se llegó al final de los primeros 45 minutos.

Gaeul remató perfecto de cabeza un centro medido que le puso desde la derecha Kang Yumi, sin que Dinnia Díaz pudiese hacer nada por detener el balón, que fue cruzado y picado hacia abajo, en un auténtico gol de pizarra.

Corea del Sur había dominado, pero no tenía el control del partido porque Costa Rica volvió a mostrar, como hizo contra España (1-1), que no daba ningún balón por perdido y que iba a luchar hasta el último segundo del tiempo reglamentario y eso fue lo que sucedió.

El equipo asiático que tuvo varias oportunidades claras de haber sentenciado el marcador, pero también Costa Rica con el tiro potente de izquierda desde fuera del área que hizo la defensa Lixy Rodríguez y el balón pegó en el poste derecho de la portería defendida por Kim Jungmi, que estaba ya batida.

No lo consiguió en esa oportunidad, pero si a un minuto del final, al 89, con la veterana delantera Karla Villalobos, que había entrado en la segunda parte por María Barrantes, y se convirtió en la protagonista que marcó el gol del empate ante el delirio de las jugadoras ticas y frustración entre las surcoreanas que volvieron a quedarse sin su primera victoria en un mundial.

Villalobos recibió un gran pase en profundidad dentro del área surcoreana por parte de Granados, lo tocó con el pecho, lo controló y superó por velocidad a sus marcadoras para disparar por bajo con la pierna derecha y batir a Jungmi en su salida.

Costa Rica tendría todavía una oportunidad de oro de haber conseguido el gol de la victoria en el tiro de falta por parte de Granados, que estuvo a punto de ser remado el balón de cabeza.

Una derrota de Corea del Sur no hubiese sido justa, de ahí que el empate se acercó a lo que había sucedido en el campo de juego, aunque el resultado benefició mucho más a Costa Rica, que sigue con vida en la lucha por estar en los octavos de final.

De momento está segunda en la clasificación del Grupo E con dos puntos, donde Brasil, el último rival que tendrá, es el líder al sumar seis puntos y consiguió también el boleto de octavos de final.

Costa Rica depende de ella misma para pasar a octavos si el miércoles, en el Moncton Stadium, de la sede de Moncton, vence a Brasil, que ya no se jugará nada en el partido, dado que tiene todo resuelto.

Mientras que el duelo entre España y Corea del Sur a los dos equipos el único resultado que les favorece es el de la victoria y esperar que Costa Rica perdiese contra Brasil.EFE

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
55°