Galaxy vuelve a ser creativo para contratar a Cole, Van Damme y De Jong

Antes de que el Galaxy pudiera firmar a sus últimos tres jugadores europeos, el equipo de Los Ángeles tuvo que convencer a un grupo de ejecutivos de Major League Soccer de que los contratos no violarían las reglas estrictas del tope salarial de la liga.  

“Tomó un poco de trabajo político para hacer eso”, dijo Bruce Arena, el gerente general y entrenador del Galaxy, Bruce Arena. “Cada que hacemos algo, alguien en la liga está ahí para dar su opinión sobre si lo podemos hacer o no”.

Y con justa razón.

Ningún equipo en la MLS ha sido tan ambicioso y más creativo para buscar formas de trabajar dentro de las reglas del tope salarial. Así que los clubes tenían razón al tener sus sospechas cuando el Galaxy sometió el papeleo a la liga del mediocampista holandés Nigel De Jong, el belga Jelle Van Damme y el inglés Ashley Cole. Parecía que faltaban algunos ceros en los contratos.
De Jong, quien ha sido titular en dos Mundiales y que algún día tuvo una clausula de transferencia de $26 millones, ganará con el Galaxy $500,000.

Van Damme, un defensa central y de los mejores jugadores pagados en Bélgica, ganará $500,000; mientras que Cole, una vez monarca de la Liga de Campeones de la UEFA y probablemente el defensa más destacado en el seleccionado inglés, ganará $300,000.

El Galaxy ni siquiera pagó por una clausula de transferencia y obtuvo a esos tres defensas por $1.3 millones en total, una cifra menor a lo que Omar González ganó el año pasado.

Y fue todo “siguiendo las reglas al 100%”, dijo una persona cercana a las negociaciones pero que no estaba autorizada para hablar sobre el tema. “Hay que darle crédito al Galaxy ya que fue capaz de obtener a estos jugadores por abajo del valor del mercado. La razón por la cual pueden hacer esto es porque están siendo más inteligentes que todos”.

De Jong, de 31 años, firmó una extensión de contrato de $7 millones con el AC Milán, en donde había sido banqueado por el nuevo entrenador, Sinisa Mihajlovic. Eso le permitió a De Jong negociar una salida del contrato en la que buscaba más minutos con el Galaxy y una promesa de jugar más, en un contrato en el que el conjunto galáctico no pagaría tanto.

El contrato de De Jong incluye una opción para jugar dos años más en la MLS y su salario aumentará después de eso, convirtiéndolo en un Jugador Designado, puesto que dejará Steven Gerrard después de este año.

Cole, de 35 años, quien no ha jugado un partido en más de 10 meses, también tenía dinero restante en su contrato multimillonario con la Roma. Pero el equipo tenía tanta urgencia para dejar ir a Cole que le permitió al Galaxy llegar a un acuerdo con él.

“Los tres jugadores tenían situaciones muy únicas en sus equipos”, dijo Arena, quien dijo que los tres jugadores estaban en su radar, pero que iba a ser difícil de contratarlos por las restricciones de salarios.

El Galaxy tuvo que cumplir con el tope salarial de $3.7 millones. Eso no pasó hasta que en diciembre dejó ir a González al Pachuca y a Juninho a Tijuana, ahorrando un total de $1.6 millones en salario y acumulando $2.2 millones en ganancias con la transferencia.

El más difícil de contratar fue De Jong, debido a su contrato multimillonario. El Galaxy entonces acudió a Lyle Yorks, un agente que jugó con Arena en la Universidad de Virginia para ayudarlo en las negociaciones.

“Hubo mucho trabajo detrás de las cámaras para hacer esto posible”, expresó Arena, quien en diciembre envió al administrador del equipo Zack Mushedi a Roma para reunirse con Cole, al director técnico Jovan Kirovksi y al asistente Kenny Arena a Bélgica para hablar con Van Damme.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
85°