Blatter se resiste a revelar cuánto gana

En momentos en que la reputación y credibilidad de la FIFA no puede ser peor, uno de los asesores de Joseph Blatter sugirió al presidente de la organización rectora del futbol mundial que revelara uno de sus secretos más celosamente guardados.

Mark Pieth le aconsejó que dijera cuánto le paga la FIFA.

El experto suizo en la lucha contra la corrupción, reclutado por la FIFA por su experiencia en gobiernos corporativos, dijo que revelar el salario de Blatter demostrará que la desacreditada organización está comprometida al cambio y la transparencia.

Pieth dijo que Blatter le explicó que hacer esa revelación amenazaba poner en una situación embarazosa y disgustar a sus aliados en la junta de la FIFA cuya paga también es secreta. "Me dijo: 'Bien, ya sabes que no puedo''', indicó el profesor en la Universidad de Basilea. "No les caería bien a mis amigos".

¿Un millón de dólares? ¿Cinco millones? ¿Más? Dos años después que Blatter rechazó el consejo de Pieth, solo conocen su remuneración quizás no más de cuatro personas en la sede de la FIFA.

Sin embargo sería conveniente levantar el secreto. Uno de los motivos sería dar el ejemplo. Fundada en 1904 con el propósito de organizar el fútbol a nivel internacional, la FIFA se ha convertido en una operación global multimillonaria en gran medida gracias a los éxitos financieros de las copas mundiales durante el mandato de Blatter desde 1998.

Al igual que las corporaciones multinacionales, la organización publica balances detallados y se somete a auditorías. Pero acosada por denuncias de corrupción y compra de influencias, la FIFA en el 2011 instrumentó reformas que ajustaron su modo de hacer negocios aunque no han sido suficientes para acallar a los críticos.

No revelar los salarios de Blatter y otros ejecutivos da la impresión de que la FIFA todavía tiene algo que ocultar.

La Federación de Fútbol de Estados Unidos ofrece detalles de sus compensaciones. Según su informe más reciente, el director general Dan Flynn recibió un salario básico de 528 mil 209 dólares, además de 102 mil 250 dólares en bonos, en el año impositivo 2013.

Las cuentas de la Asociación Inglesa de Fútbol, también accesibles en su cibersitio, no son tan transparentes, pero revelan que el director recibió 550 mil libras (850 mil dólares) en salario y beneficios.

La FIFA, gobernada por las leyes suizas, dijo que en 2014 pagó 39,7 millones de dólares al "personal ejecutivo clave", que incluye a Blatter y los otros 24 miembros de su comité, además de 12 ejecutivos en la sede central de la FIFA.

El promedio es de un millón de dólares por cabeza, aunque no detalla cuánto le corresponde a cada uno.

La Concacaf, que rige el futbol en América del Norte, Centroamérica y el Caribe, sacudida violentamente por el escándalo de corrupción, anunció esta semana que instrumentará políticas salariales más transparentes que las de la FIFA. Los salarios de los ejecutivos serán publicados en el cibersitio de la Concacaf.

"Creemos que si nosotros podemos hacerlo, ellos también", afirmó el asesor legal de Concacaf Sam Gandhi. "Las federaciones deportivas no deben temer a la verdad".

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
62°