Futbol

Blatter:"Momento difícil para el futbol"

Un juzgado suizo investiga la elección de los Mundiales de 2018 y 2022

Tras el escándalo por arresto de directivos de la FIFA por presuntos sobornos, el presidente Joseph Blatter aseguró que la entidad combate la corrupción: "Es un momento difícil para el futbol, para los aficionados".

El miércoles se dio el arresto de varios altos dirigentes del organismo, que enfrenta la peor crisis en sus 111 años de vida. "Comprendemos la decepción que muchos han expresado y sé que lo ocurrido va a incidir en la visión que tiene mucha gente de nosotros", dijo Blatter.

El presidente de la FIFA dijo que el organismo rector del futbol va a tener que esmerarse para recuperar la confianza del mundo, pero al mismo tiempo sostuvo que se está trabajando duro para erradicar la corrupción.

 

Blatter, quien buscará la reelección para un quinto período el viernes ante el príncipe jordano Ali bin al-Hussein, señaló que mucha gente "está frustrada con el ritmo de los cambios".

"Seguiremos trabajando con las autoridades relevantes y trabajaremos vigorosamente en la FIFA para erradicar toda irregularidad, recuperar la confianza y garantizar que el fútbol está limpio en todo el mundo", manifestó Blatter.

Un juzgado suizo está investigando la selección de Rusia y Catar como sedes de las copas mundiales del 2018 y el 2022. La pesquisa fue desatada por un informe secreto sobre ética encomendado por la propia FIFA y entregado a las autoridades en noviembre.

Los investigadores confiscaron información electrónica y documentos en la sede de la FIFA el miércoles y dijeron que interrogarán a diez miembros del comité ejecutivo que participaron en la votación para elegir esas sedes en diciembre del 2010.

El anuncio suizo se conoció después de que 14 personas fuesen encausadas en Estados Unidos por corrupción, incluidas las siete que fueron detenidas en un hotel de lujo de Zúrich.

Los arrestados, entre los que figuraron los vicepresidentes de la FIFA Eugenio Figueredo, uruguayo, y Jeffrey Webb, de las Islas Caimán y presidente de la CONCACAF, se encontraban en la capital suiza para participar en el Congreso de la FIFA.

Ambos habían sido suspendidos provisionalmente por la FIFA junto con otras nueve personas.

"Por lamentables que sean estos hechos", dijo Blatter, "debe quedar claro que nos complacen estas medidas y las investigaciones de las autoridades estadounidenses y suizas, y creemos que ayudarán a reforzar las medidas que la FIFA ya ha tomado para erradicar toda irregularidad en el fútbol".

"Deseo ser claro: esas conductas no tienen lugar en el fútbol y nos aseguraremos de que quienes caen en ellas son marginados del deporte".

También fueron suspendidos tres ex integrantes del comité ejecutivo que ya están alejados del fútbol --Jack Warner, Nicolás Léoz y Chuck Blazer-- y varios que siguen en funciones: Eduardo Li, presidente de la federación de Costa Rica; Rafel Esquivel, presidente de la federación de Venezuela; el ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol José María Marin; un colaborador de Webb en la CONCACAF, Costas Takkas; el dirigente nicaragüense de la FIFA Julio Rocha y un hijo de Warner, Daryll.

El portavoz de la FIFA Walter de Gregorio ofreció el miércoles una improvisada conferencia de prensa en la que destacó que Blatter no fue involucrado en irregularidad alguna.

"El presidente no está envuelto", declaró. "Desde ya que es el líder de la FIFA, pero no está envuelto".

"Es el presidente y habrá elecciones. Si las 209 asociaciones miembros lo reeligen, seguirá en el mando por otros cuatro años".

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
74°