ASÍ VIVÍ MI MUNDIAL: Donovan detestaba el antidoping en los Mundiales y recuerda su maravilloso tanto ante Argelia

El que muchos consideran el “mejor jugador en la historia de Estados Unidos”, Landon Donovan tuvo la dicha de jugar en tres campeonatos del mundo: Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

'Capitán América', cuenta que el Mundial asiático siempre tendrá un lugar especial en su corazón pues fue su primera aventura mundialista a los 20 años de edad, cuando sorprendió al mundo con su velocidad y visión para jugar.  

“El 2002 fue especial para mí porque fue una Copa del Mundo muy especial y porque avanzamos lejos”, cuenta Donovan a HOY Deportes.

También, Donovan relata que su momento favorito en ese Mundial fue en Suwon cuando se dirigían a la cancha para disputar el primer partido ante Portugal. Fue el inicio de un torneo inolvidable para los estadounidenses pues llegaron hasta los cuartos de final. Donovan cuenta un momento especial que compartió con DaMarcus Beasley esa tarde del 5 de junio de 2002.

“Ya nos conocíamos [Beasley y él] por los últimos cuatro años, jugando con los equipos juveniles. Y de repente nos dimos cuenta que nuestro momento había llegado al caminar a la cancha. Nosotros comenzamos el juego, el estadio estaba lleno, fue un momento muy especial”, cuenta Donovan, ahora comentarista de FOX Sports.

El partido fue ganado por Estados Unidos, dando la primera sorpresa en un torneo donde también eliminaron a México en octavos de final. Aquel día ante Portugal, John O’Brien, un autogol en un centro de Donovan y McBride fueron sufientes para vencer 3-2 a los portugueses. Estados Unidos luego perdió en cuartos de final ante Alemania por la mínima diferencia.

A sus 20 años, Donovan dice haber aprendido mucho en su primera Copa del Mundo. Una de ellas fue conocer sobre compromisos que tenían que cumplir antes de un partido, como entrevistas con los medios, firma de autógrafos, y muchas cosas extra cancha.

“Lo más difícil de alguien en su primera Copa del Mundo es no dejarse llevar por la emoción. Es muy importante enfocarte en los juegos. Cuando estás ahí hay tantas distracciones. Cuando estás ahí es fácil perder el enfoque. Todos van a estar emocionados cuando se dé el silbatazo inicial. Todos están motivados, emocionados, es el verano, hay calor, hay viajes, todos van a estar emocionados pero se trata de controlar esas emociones y cuando inicie el partido, estés listo para dar todo”, indica Donovan.

Tristeza en Alemania 

Cuatro años después, un Donovan aún muy joven pero más maduro encaró el Mundial de Alemania 2006. El primer duelo fue duro para Estados Unidos al caer 3-0 ante la República Checa, luego disputaron un emocional partido ante Italia en Kaiserslautern. Ahí, Donovan vivió algo inolvidable. En Kaiserslautern existe una base militar de Estados Unidos y la mayoría de los asistentes a ese partido eran estadounidenses.

“Había aproximadamente 30,000 estadounidenses en el estadio y todos estaban entonando el himno nacional y no se escucha muy seguido eso, a menos de que seas el anfitrión”, recuerda Donovan sobre el encuentro ante los eventuales campeones del mundo que terminó 1-1.

El Mundial alemán terminó para los estadounidenses al caer con Ghana por 2-1 y quedar eliminados en la fase de grupos, un adiós decepcionante después de haber avanzado lejos cuatro años antes. 

Final de infarto en Sudáfrica

Cuatro años después, a los 28 años, el californiano llegó a su tercer y último Mundial. Estados Unidos quedó en un grupo complicado junto a Inglaterra, Eslovenia y Argelia. Primero empató ante los ingleses, volvió igualar ante Eslovenia y en un partido legendario para Estados Unidos, Donovan anotó en tiempo de compensación para avanzar como primeros.

“En ese partido habíamos tenido muchas oportunidades,  [Clint] Dempsey había pegado al poste, luego anotó un gol pero pitaron fuera de lugar. Ellos también le pegaron al poste, tuvieron una oportunidad antes de nuestro gol, tuvieron un cabezazo que terminó en las manos de Tim Howard y pudieron haber metido gol. Y cuando lo pones en ese contexto es increíble”, expresa el exdelantero. “Cuando me dan la pelota, nuestros instintos se adueñaron de todo, le di el balón a Jozy [Altidore], este le dio el balón a Dempsey y él hace todo, dispara, el balón me llega, así que solamente tenía que asegurarme de que no la volara”, describe.

El sueño mundialista luego terminó en la segunda ronda al caer en tiempo extra, nuevamente ante los ghaneses.

Momentos desagradables

Donovan cuenta que hay pocas cosas que le disgusta de un Mundial, pero existe uno que encuentra muy desagradable: el examen antidoping.

“Escogen a dos al azar en cada equipo. Si te toca y apenas ganaste un partido del Mundial, quieres festejar. Pero en lugar tienes que sentarte en un cuarto con otros dos jugadores del otro equipo que deben de estar tristes, o al revés, tú estas triste y ellos alegres.  Además, estas tan deshidratado de jugar un partido del Mundial que tienes que esperar dos o tres horas, en lugar de estar festejando con tus compañeros”, indicó.

Para cualquier persona o jugador que nunca ha asistido a un Mundial, Donovan lo describe así:

“Si alguna vez tienes la oportunidad solamente ve y vívelo, porque vas a ir a un bar y vas a ver a alguien de Suecia, a un lado a alguien de Bélgica y a un lado de alguien de México. También puedes ver a alguien de Angola y Sudáfrica y no hay nada de eso así en nuestro mundo”, expresa.

Donovan compartirá los micrófonos con John Strong y Stuart Holden en el análisis de los partidos por FOX Sports, que tienen los derechos del Mundial. Para el exfutbolista, obviamente que le gustaría que su país participara en Rusia y dice que la eliminación de los estadounidenses del Mundial debe ser un aprendizaje grande para los futbolistas y aficionados en Estados Unidos.

“Hay que aprender a valorar las cosas. Como futbolistas y aficionados, no deben de asumir que van a estar en un Mundial. Que tienen que entender que hay eliminatorias y las eliminatorias son difíciles”, asevera.

“Los jugadores deben de aprender que todos los juegos importan, todos los goles importan. Si el partido ante México en Columbus, en el cual pierden al minuto 90, si hubieran empatado, hubieran quizá clasificado al Mundial. Así que todos los partidos cuentan”, expresa.

 

En corto con Donovan...

Mejores partidos del Mundial…

Portugal y España, Bélgica vs. Inglaterra

Los favoritos…

Alemania, Francia y Bélgica. Brasil, Argentina y Portugal son talentosos pero al final, un jugador especial no es suficiente para cargar con un equipo. Ya no son los días de Pelé o Maradona en la cual un jugador podría cargar con un equipo.  

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
52°