EN FOTOS: Venezuela celebra con sus subcampeones Sub20

En momentos que violentas protestas sacuden al país y de aguda diatriba política, los venezolanos se congregaron el martes para dar la bienvenida a la selección de fútbol que el fin de semana quedó subcampeona en el Mundial Sub20.

El equipo "Vinotinto" llegó al país el martes en horas de la tarde, y poco después recorrió unos 40 kilómetros en caravana hasta el estadio Olímpico de Caracas, donde festejaron con miles de hinchas.

Venezuela sucumbió 1-0 ante Inglaterra en la final disputada el domingo en Corea del Sur. La derrota, empero, no cambió la percepción de muchos que el futuro del fútbol venezolano puede ser mejor. Los jugadores y su técnico Rafael Dudamel fueron objeto de reiterados vítores.

"Esto es para ustedes", dijo el arquero Wuilker Fariñez, el primero en tomar el micrófono en la tarima instalada en el medio del campo. Fariñez fue una de las figuras más destacadas tras acumular 520 minutos sin encajar un gol.

El clímax del acto llegó cuando Dudamel, el timonel de la sub20 y la selección mayor, agradeció a la afición y comentó que así "quería ver aquí" a los venezolanos "todos juntitos, vestidos de vinotinto".

"Aquí cabemos todos y de ese color tan hermoso que nos identifica a todo un país", enfatizó.

Inmediatamente después se dejaron escuchar en el estadio ensordecedoras consignas en contra del gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro, tales como "¡Maduro lárgate! y "¡va a caer, va a caer, este gobierno va a caer!".

Con excepción del ministro de Juventud y Deporte y otros funcionarios, que se limitaron a recibir discretamente al equipo en el aeropuerto internacional de Caracas, los líderes oficialistas y opositores parecieron atender el pedido de la Federación de Fútbol de no politizar el acto y se mantuvieron al margen de los festejos públicos.

En un acto de gobierno televisado, en paralelo a los festejos, Maduro felicitó a la selección por su hazaña y resaltó que el apoyo del gobierno al deporte ha sido decisivo para que Venezuela tenga "hoy un nombre" en el deporte mundial, "aunque algunos malagradecidos no lo reconozcan".

Dudamel, en pleno torneo, hizo alusión desde Corea del Sur a la crisis que atraviesa el país, afirmando "por favor paremos ya las armas. Presidente (Maduro) paremos ya las armas, que esos chicos que salen a la calle lo único que quieren es una Venezuela mejor".

Las protestas antigubernamentales, desde finales de marzo, han dejado al menos 67 muertos, más de 1.300 heridos y cientos de detenidos.

El técnico, visiblemente emocionado, pidió el martes a los asistentes que siguieran disfrutando del momento feliz dado por el fútbol.

"No quiero que interrumpamos este momento de felicidad, nos ha costado mucho llegar a este lugar", agregó Dudamel, provocando un estallido de aplausos.

La final del Sub20 es el mayor logro del fútbol venezolano en cualquier categoría del fútbol. Para Venezuela esta fue su primera copa mundial de fútbol y es el único seleccionado sudamericano que nunca ha jugado un mundial de mayores, incluido el del año próximo en Rusia, del que ha quedado fuera meses antes de que concluya la eliminatoria.

Venezuela tampoco ganó nunca una Copa América y ningún club venezolano logró avanzar más allá de los cuartos de final en la Copa Libertadores.

En el homenaje los grandes ausentes fueron el desequilibrante delantero Adalberto Peñaranda y su capitán, el mediocampista Yangel Herrera, del Málaga de España y el New York City de Estados Unidos, respectivamente. Peñaranda se quedó en Europa debido a la fractura que sufrió en su pie izquierdo en la final, mientras que Herrera, que fue galardonado como tercer mejor jugador de la Copa, debió incorporarse a su club.

Associated Press
Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
77°