EN FOTOS: Chivas doblega a las Águilas con la mínima diferencia

Fueron 6 años en los que el América le tomó la medida al Guadalajara en su casa, pero hoy en el Estadio Chivas, el Rebaño por fin pudo cobrar venganza y vencer al odiado rival 1-0 en una edición más del Clásico Nacional.

En un partido que tal vez no tuvo la dosis de emoción de los últimos Clásicos, el Guadalajara venció 1-0 a las Águilas con un gol de penal de Ángel Zaldvíar, para cortar una racha sin poder vencerlos que databa desde el Clausura 2011.

Los primeros 10 minutos fueron de claro dominio americanista, sin embargo, no fueron capaces de concretar las dos acciones más claras, las cuales tuvo el delantero Oribe Peralta.

Luego de pasado el susto, las Chivas comenzaron a tener más el balón, y los dirigidos por Ricardo La Volpe, empezaron a perder el orden en la cancha, cediéndole la iniciativa al Rebaño.

Tanto fue así, que en una de las aproximaciones del Guadalajara a la cancha americanista, derivó en un penal de Pablo Aguilar sobre Alan Pulido al minuto 27. Ángel Zaldívar fue el encargado de cobrar la pena máxima, y con un excelente color, engañó a Agustín Marchesín para poner el 1-0.

Para el complemento las cosas no iniciaron bien para los visitantes, pues apenas a los 6 minutos de haber arrancado, una jugada en donde Miguel Samudio pisó a Jesús Sánchez, derivó en la expulsión del paraguayo, complicándole todo el trámite del partido a un América que después de los primeros diez minutos de juego se desdibujó.

Pese al hombre de menos, y que en en los contragolpes el Guadalajara pudo liquidar el encuentro, el América, con un Oribe Peralta que peleó sólo en el área rojiblanca, le complicó las cosas al equipo de Matías Almeyda, que si algo se le tuvo que recriminar, es que sigue sin ser contundente y sin matar al rival cuando puede.

La desorganización que ha vivido el América en este torneo de la mano de Ricardo La Volpe contagió hasta al propio entrenador, quien en un acto de antifutbol, le cometió una "falta" al "Chapo" Sánchez al meterse a la cancha y trabarlo cuando éste intentaba escaparse, pese a que el árbitro ya había detenido el juego.

Dicha acción provocó la expulsión del estratega, quien todavía tuvo la osadía de alegar y cuestionar el por qué de su expulsión.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°