City y United no bajan ritmo

Manchester es el gran foco de la Premier League.

La guerra por el trono en Inglaterra es cuestión de dos. Manchester United y Manchester City, los últimos invictos, los rivales de ciudad y las escuadras manejadas por dos técnicos que sostienen una guerra que va de años atrás.

Líder y sublíder, así se reparten el pastel los equipos del noroeste de Inglaterra.

Ayer, el primer gran golpe de la temporada lo dio el City, un equipo al que no le afectó en nada no contar con el goleador del torneo, Sergio Agüero, quien se perdió el partido al quedar fuera por una fractura de costilla, y se las ingenió para vencer 1-0 al Chelsea.

Al equipo de Pep Guardiola lo que le sobran son goles y más quien los anote. Ayer la tarea fue para Kevin de Bruyne, quien aprovechó una asistencia de Gabriel Jesús para doblegar a Thibaut Courtois, al 67'.

Chelsea no respondió, en parte porque perdió por lesión a Álvaro Morata, su referente en ataque, desde el minuto 35. El resto fue historia, porque los tres puntos ponen al City primero con 19 puntos, y con un gol de ventaja sobre el Manchester United, que también hizo diabluras.

Los de José Mourinho se aprovecharon del sotanero de la clasificación, Crystal Palace, al que golearon por 4-0 gracias a un partido destacado del canterano, Marcus Rashford, quien se mandó dos asistencias, una para Juan Mata (3') y otra más para Marouane Fellaini (49') para encaminar la victoria del United.

Romelu Lukaku (86') y otro tanto más de Fellaini sentenciaron el partido.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group