Los Ángeles se unió a protesta nacional por implementación de DAPA y DACA

Los Ángeles se unió a protesta nacional por implementación de DAPA y DACA

Representantes de coaliciones defensoras de inmigrantes, sindicatos, líderes comunitarios, líderes religiosos y políticos de Los Ángeles se unieron ayer a una protesta nacional para pedir la implementación de las acciones ejecutivas del presidente para alivio de inmigrantes indocumentados.

Los manifestantes destacaron que si no fuera por el bloqueo se hubieran comenzado a recibir solicitudes para la Acción Diferida para la Responsabilidad de los Padres (DAPA) y la extensión de DACA, el alivio para jóvenes que llegaron siendo niños.

"El 19 de mayo hubiera sido un día de alegría y esperanza para cinco millones de inmigrantes protegidos bajo la acción ejecutiva del presidente Obama", reclamó  Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla).

A pesar de su frustración, la activista señaló que, no obstante, hoy es un "día de resolución y compromiso para continuar la lucha por un sistema de inmigración justo y humano".

Igualmente, otras organizaciones manifestaron su determinación de seguir preparando a los posibles beneficiarios para cuando las medidas administrativas puedan ser aplicadas, una vez se resuelva la demanda actual.

"Mientras tanto Carecen continúa preparando el trabajo futuro que estará esperando por nosotros una vez que esta demanda sea historia", aseguró Martha Arévalo, directora ejecutiva del Centro de Recursos Centroamericanos (Carecen).

Las manifestaciones, tanto en Los Ángeles como en otras ciudades del sur de California por lo que llamaron "el inicio de lo que no fue", en referencia a la fecha en que se hubieran comenzado a recibir las solicitudes para el DAPA, formaron parte del Día Nacional de Acción por Justicia para los Inmigrantes.

Las protestas se realizaron en más de 30 ciudades en 20 estados del país, según aseguraron los organizadores.

Ante esto, Carecen aseguró que realiza un trabajo cercano con autoridades de control de la ley, "para combatir los proveedores fraudulentos de servicios de inmigración y ayudar a sus víctimas".

"No estamos desanimados. Seguimos avanzando", aseguró Salas durante la protesta realizada frente a la sede de la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles en California.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
64°