Golovkin sobrevive a las tarjetas de los jueces y empata ante Canelo en pelea cerrada

Tal como se esperaba, Canelo y Gennady Golovkin dieron una pelea épica y cerrada el sábado por la noche en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

El duelo, que cambió de dominador en varias etapas del combate fue declarado como un empate por los tres jueces, lo que dejó a muchos con un sabor agridulce.

Uno de ellos dio 118-110 (una puntuación ridícula), otro hacia Golovkin por 115-114 y un tercero dio empate 115-115, quizá la puntuación más razonable.  

Con el resultado, Golovkin (37-0-1, 33 KOs) retuvo los títulos de campeón del Consejo Mundial de Boxeo, Asociación Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo y de la Organización Mundial de Boxeo. 

"No hubo sorpresas, sabías que iba a ser una guerra", dijo Abel Sánchez, entrenador tijuanense de Golovkin. 

"Fue un show de mucho drama. Claro que quiero la revancha. Fue una pelea de verdad. Aún tengo los cinturones, sigo siendo el campeón", expresó Golovkin. 

HOY Deportes tenía tarjetas de 115-113 a favor de Golovkin. 

La juez Adelaide Byrd dio un resultado de 118-110, muy diferente a Dave Moretti (113-115, Golovkin) y a Don Trella (114-114).  

Canelo dominó los primeros tres rounds, pero luego Golovkin recuperó el dominio, en el que conectó golpes sólidos al mentón de Álvarez, que pareció pecar de confianza en muchas ocasiones. 

Golovkin también recibió buenos golpes de uppercut y de volados del mexicano, y fue sacudido en mas de una ocasión.

"Creo que gané la pelea, fui superior en el ring. Gané por lo menos 7 u 8 rounds. Lo contragolpee y lo sacudí un par de veces. Estoy muy frustrado con el resultado", indicó Canelo. 

Al final, Canelo fue abucheado por una porción de los 22,358 aficionados que llegaron al T-Mobile Arena. 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
51°