Promotor de Golovkin dice que Canelo complicó de más las negociaciones para la revancha

Promotor de Golovkin dice que Canelo complicó de más las negociaciones para la revancha

Después del controversial empate que dictaron los jueces cuando Saúl Álvarez y Gennady Golovkin se vieron las caras por primera vez en septiembre, otra pelea se veía automática pues había cuentas que saldar.

Sin embargo, el promotor del kazajo, Tom Loeffler, quien no le da validez al resultado oficial del primer choque, indicó que pactar la segunda contienda, que se celebrará el próximo 5 de mayo, fue bastante difícil pues el jalisciense volvió a dictar las negociaciones a su conveniencia pese a que muchos lo vieron perder ante 'GGG'.

“Canelo siempre sostuvo que la condiciones para la segunda pelea iban a ser las mismas pues la primera fue un empate. Ya habíamos hecho varias concesiones para simplemente poder hacer ese primer combate”, dijo Loeffler durante una reunión con los medios de comunicación en Los Ángeles. “No cedimos porque penábamos que iba a ser una noche fácil para ‘GGG’, sino porque era el tipo de pelea que habíamos trabajado tanto para conseguir, una de alto perfil y de PPV ante un rival de renombre aquí en los Estados Unidos".

“Para la revancha, considerando el éxito que tuvo la primera en el PPV y en la venta de boletos, no había manera de que íbamos a acceder a las mismas condiciones. Había una cláusula de revancha, pero entramos con la postura de que Golovkin había ganado la contienda, aunque no lo hizo en el papel”.

El promotor contó que las nuevas negociaciones fueron poco ecuánimes. Otra vez tuvieron que cederle el protagonismo al pelirrojo -su nombre saldrá primero en los anuncios, entrará último al ring pese a no ser el campeón y se llevará una mayor parte de las ganancias. También se vieron forzados a aceptar que la revancha se realizara una vez más en Las Vegas, pues si no lo hacían, “los términos del choque hubieran sido peor” en lo económico para ‘GGG’, quien quería llevarlo al Madison Square Garden de Nueva York en donde prácticamente ha peleado como local y no tendría que desconfiar de los jueces.    

“El Madison Square Garden hizo una oferta bastante fuerte, probablemente igual que la que hicieron en Nevada. Sin embargo, Canelo siempre dejó en claro que prefería regresar a Las Vegas”, reveló. 

Loeffler también explicó que esta contienda no tiene cláusula de revancha debido a que él y el presidente de Golden Boy Promotions, Eric Gómez, decidieron solamente pactar el combate de mayo para que no hubiera contratiempos.   

“Caímos en un bache con Eric durante un rato, entonces dijimos que en vez de enfocarnos en hacer esta pelea y otra revancha, íbamos a hacer solo una”, reveló. “Vamos a esperar a ver quién gana y luego negociaremos una tercera contienda”.   

La primera cita entre Álvarez (49-1-2, 34 KOs) y Golovkin (37-0-1, 33 KOs) generó más de 1.3 millones de ventas en el sistema de PPV y produjo ganancias de $27,059,850 en la taquilla.

En los seis combates de PPV en los que el mexicano fue la estrella principal previo al duelo con ‘GGG’, solo su pelea contra Julio César Chávez Jr. de mayo pasado se acercó al millón de ventas. Estos números le muestran a Loeffler que Canelo y ‘GGG’ se necesitan mutuamente, y por eso le sorprendió que batalló para concretar la revancha.   

“Gennady es un peleador muy querido por la afición de hueso colorado. Ha quebrado récords de ventas de mercancía en el StubHub Center [de Carson], Madison Square Garden y en el Forum de Inglewood para funciones de boxeo”, comentó. “Pero para vender un millón de PPVs necesitas a alguien como Canelo. Y Canelo francamente necesita a ‘GGG’”.

“Golovkin no puede hacer otra pelea con Daniel Jacobs y aspirar a vender un millón de PPVs [tras solo producir 170,000 compras la primera vez]. No es algo realista. Y cuando Canelo peleó contra Liam Smith, ni llegó al medio millón”.   

Nuevo desafío

Desde 2003, Loeffler ha sido el director de la promotora K2, que es propiedad de los excampeones de peso pesado Wladimir y Vitali Klitschko y que ha impulsado la carrera de Golovkin hacia los primeros planos del boxeo.

Pero ahora el promotor hará negocios por su propia cuenta con el lanzamiento de 360 Boxing Promotions.

“Nos vamos a enfocar en hacer eventos a nivel mundial y con peleadores internacionales. Hemos hecho eventos en toda Europa con los Klitschkos y ‘GGG’ también”, dijo Loeffler sobre su nuevo proyecto.

El primer evento de 360 será “Superfly 2”, una cartelera de puros combates en la división de peso supermosca que se celebrará este sábado en el legendario Forum de Inglewood. Será encabezada por el atractivo duelo por el título de peso supermosca del CMB entre el mexicano Juan Francisco ‘El Gallo’ Estrada y el campeón tailandés Srisaket Sor Rungvisai.

La primera edición de “Superfly” se celebró en septiembre en el StubHub Center y fue un enorme éxito. En esa velada Estrada venció a su compatriota Carlos Cuadras en una vibrante pelea y Rungvisai noqueó categóricamente al antiguo mejor peleador libra por libra, el nicaragüense Román 'Chocolatito' González.     

Loeffler contó que el éxito de esta serie se debe a que ha podido trabajar bien con otras promotoras para brindar un buen espectáculo. Y esto es algo que a va a ser parte fundamental de su nueva compañía.

“Este es el secreto del éxito de la serie ‘Superfly’. No tengo ningún peleador mío en la función del sábado, pero la pude montar debido a mi perseverancia y porque pude trabajar con otros", manifestó. “También me ayudó mi relación con la cadena HBO. No estoy usando solo mis púgiles y poniéndolos en combates disparejos. Todos sabían que si querían aprovechar la vitrina de HBO y estar en el show de ‘Superfly’, tenían que aceptar una contienda difícil y términos razonables”.       

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°