La timidez no opaca la explosividad de Jousce González en el cuadrilátero

Para lograr sus sueños como boxeador profesional, Jousce González tuvo que sacrificar mucho cuando era tan solo un niño.

“Empecé cuando tenía ocho años y pronto vi los sacrificios que conlleva el entrenar a diario”, dijo a HOY Deportes el hijo de padres mexicanos. “No salía con mis amigos, no participaba en reuniones, cosas que te hubiera gustado hacer de niño, pero ahora sé que era por una razón grande.  Estoy agradecido que mi papá me mantuvo enfocado en el boxeo.  Esos sacrificios están valiendo la pena”.

Aunque es de un semblante calmado y tímido, González ha demostrado en su corta carrera la clase de explosión que puede tener en un cuadrilátero.  Actualmente está invicto en cinco peleas, todas las ha ganado por la vía del cloroformo y espera que su rival del viernes, en The Belasco Theater de Los Ángeles, complete su media docena de víctimas. 

“Me he venido preparando bien para Ricardo Fernández (3-6-4, sin nocauts), he tenido un largo campamento.  Tuve que subir dos libras más de último minuto porque él no pudo alcanzar las 132 libras, pero no importa si sube a 135 o 136, lo importante es que se aparezca a pelear, yo estaré listo de igual forma”.

El oriundo de Covina estuvo en un evento de promoción ante los medios de comunicación en Azteca Boxing de Bell con su compañía promotora, Golden Boy Promotions, previo a su combate con Fernández este viernes en LA Fight Club que se llevará a cabo en The Belasco Theater de Los Ángeles (6 p.m., Estrella TV).

Según González, conoce poco a su rival de turno pero tampoco lo considera un problema para adaptarse al estilo que le ofrezca el de Ciudad Juárez.

“Siento que puedo ajustarme a cualquier estilo de pelea”, recalcó. “Si me corre, corro, si quiere ir de frente, ahí estoy también, puedo también contragolpear”.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°